“Creyeron en Dios, pero tarde”, ¿Por qué?

Por Miguel de J. Ramírez P. lunes 12 de abril, 2021

Hermanos y amigos, que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les prosiga bendiciendo a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad expondremos el tema: “Creyeron en Dios, pero tarde”, ¿Por qué?, esperando les sea de orientación, edificación y enseñanza.

Bien, comenzamos diciendo, muchas personas llegan tarde y pierden cosas que deseaban en la vida, porque cuando llegaron estaba cerrado o se acabó todo. Ejemplo: al llegar al trabajo, al hospital, al aeropuerto, y cuando niños relajábamos llegó tarde a la repartición de cerebro, etc., etc.

En este mismo sentido, llegar tarde nos puede impedir lograr el éxito en muchas áreas de la vida o el comenzar tarde, el tiempo se nos puede acabar y no obtener las metas perseguidas. ¿Sí o no?

Ahora bien, muchas personas han querido acercarse a Dios en la vida y se les ha hecho tarde, muchas personas han postergado el buscar la ayuda, el perdón, la solución, la fortaleza, la salvación, pero se les ha hecho tarde y han perdido todas las bendiciones que el mismo Dios quería que lograran aquí y después de aquí y queremos mencionarles diferentes casos a luz de la Biblia de esta realidad.

Primero: En los días de Noé, la gente no quiso creer que vendría un diluvio, pese a ver la construcción del arca, y la entrada de los animales mansos y agresivos juntos entrando en pareja al único medio de escape del momento y esto les acarreó la pérdida de la vida y la posible salvación por falta de fe en Dios y cuando comenzó a llover creyeron, pero tarde… Alábado si puede… Génesis cap. 6.

Segundo: Un israelita llamado Acán quien cuando conquistaban la tierra prometida Canaán y la ciudad de Jericó tomó un manto babilónico y lingote de oro y lo escondió en su tiempo sabiendo que Dios había mandado que tomaran nada para sí de aquella tierra, lo que provocó una derrota momentánea luego del hecho y Dios reveló la causa, por lo que esta persona fue apedreada y junto con aquellos que vieron lo que hizo de su familia y no lo denunciaron y antes de su muerte pidió perdón, pero ya era tarde…Josué capítulo 6:1 al 26.

Tercero: Judas Iscariote luego de vender a Jesucristo por 30 piezas de plata porque su corazón amó más el dinero que la salvación y al Señor, cuando se dio cuenta que lo había hecho mal, al no sentirse que podía lograr el perdón de Dios fue y se ahorcó, creyendo en Dios, pero tarde… Mateo 27:4.

Cuarto: El apóstol Pedro quien dijo a boca llena “Aunque todos te nieguen yo no te negaré y fue advertido por Señor que el gallo no cantaría esa noche ante que él lo negara tres veces, no lo creyó, pero cuando comenzó el hecho y esta ave doméstica cantó, entonces creyó después arrepentido, no se perdió, pero sufrió el dolor de haber fallado. Mateo 26:75.

Quinto: Sanson a quien su propios padres le motivaron a buscar una mujer creyente en Jehová de su propio pueblo israelita, pero no obedeció y cedió a la tentación con las filisteas, sabiendo que era enemigo de este pueblo que procuraba la esclavitud del pueblo que el dirigía, termino creyéndolo tarde, cuando se vió apresado, golpeado, ciego, humillado, derrotado, etc., etc. Jueces 16:16 al 28.

Sexto: El rey Saul, primer rey de Israel puesto por Dios a quien se le encargó la destrucción de un pueblo enemigo llamado Amalec, pero no cumplió su deber perdonando al rey cabecilla y los animales para su propio provecho, luego también consultó una adivina, y desobedeció las normas divinas, terminó creyendo después, pero tarde…1ra. Samuel 15:26 al 29.

Séptimo: Los israelitas que salieron con Moisés de Egipto, cuando vieron los pueblos a quienes Dios les daría la responsabilidad de derrotarlos y destruirlos como dueño de toda la tierra y por su pecado dudaron que Dios les daría la victoria contra los enemigos, lo que provocó una sentencia de parte de Dios, de que no entrarían por incrédulos, sino sus hijos después de ellos, luego quisieron creer, pero tarde, y murieron en el desierto. Adora…Número Cap. 14.

Octavo: El Señor Jesucristo adelantando el futuro de su iglesia que lo espera, reveló que sería semejante a diez vírgenes que esperaban al esposo, pero que éste se tardaba y todas se durmieron, luego oyeron el anuncio aquí viene el esposo, sólo 5 (la mitad) estaban preparados y entraron a las bodas, pero las otras cinco, creyeron, pero tarde…el descuido les costó caro…les faltó un aceitico. Mateo 25:1 al 13.

Noveno y último: Un rico, quien no quiso creer en el más allá, en que había vida después de ésta, no ayudó al mendigo Lázaro, que le predicaba, no oraba a Dios, terminó creyendo, pero tarde, después que murió, y este relato lo declaró el Señor Jesucristo en Lucas 17:16 al 31.

Concluyendo, todos estos casos y otros que aparecen en la Biblia de incredulidad que llevaron al fracaso a muchos, son ejemplos para nosotros hoy, para que no nos pase lo mismo, porque al final todos vamos a creer, el asunto es que no sea tarde, porque entonces no podremos remediar nuestro futuro eterno, ahora es que hay que creerle a Dios y vivir de acuerdo a su Hijo Jesucristo, único medio de salvación eterna del alma. Juan 14:6, Juan 3:36; Juan 5:24 al 30, Mateo 25:15 al 31.

¿Piensa usted creer en Dios cuando ya no haya tiempo? ¿Va a esperar que Cristo venga para entonces creer en él? ¿Sabía usted que la gente de cuando Noé creyó después que el agua empezó a caer y a subir? ¿Cuándo empezará a leer la Biblia, a orar, a servir a Cristo, sabiendo que aquí no se va a quedar? ¿Sabe usted quien decidió su existencia en esta tierra? ¿Cree que fue mamá y su papá o Dios que sabe hasta cuantos cabellos tiene en su cabeza?

Así que, toda rodilla se doblará y confesará que Cristo es el Señor, el problema es que la mayoría de esas podrían doblarse tarde, cuando podían y tenía que hacerlo, tratemos de no estar en ese grupo…Filipenses 2:10 y 11; Romanos 14:11.

Que el Señor les bendiga y nos ayude a todos…

Nota: Perseveramos en Cristo asistiendo al templo Asamblea de Dios, ubicada en la Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta No. 172, cultos los domingos de 9 a.m. a 10:30 a.m. y de 11 a.m. a 12:30 p.m.

 

Por Miguel de J. Ramírez P.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar