Creso invierte en favor de los atletas más de RD$110 millones

Por William Aish miércoles 1 de septiembre, 2021

Exhortan a empresarios a ingresar a programa

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Varias empresas se han acercado al Programa Creando Sueños Olímpicos (Creso), institución que ha logrado desde el 2009 apoyar a los atletas dominicanos en busca de crear líderes sociales.

Aunque no se han dado a conocer esos nombres de las empresas, los socios del Creso en una junta evaluarán los perfiles.

La información la dio a conocer este miércoles Felipe Vicini, presidente de Creso, junto a Roberto Bonetti, del Grupo SID, socio de Creso, en un conversatorio con el director de El Nuevo Diario, Persio Maldonado; el gerente Persio Sully Maldonado; Jaime Rincón, gerente del canal de El Nuevo Diario y William Aish, editor deportivo del periódico.

“Nos han contactado, no queremos dar  nombres, pero en su momento daremos esas informaciones, ya que debemos evaluar esas empresas, aunque no tenemos un perfil, pero quienes quieran entrar, no es por unos meses, deben involucrarse por un ciclo olímpico”, adelantó Vicini.

Creso tiene hasta el momento 10 empresas socias: Inicia, Grupo Rica, Total, Rizek, Grupo Universal, Grupo CID, Banco Popular, Ferquido, Claro y Central Romana, según detalla su página web.

“Estamos abiertos a que otras empresas entren, para nosotros seguir apoyando a los atletas dominicanos, nuestros héroes, que no importa partido ni color, ponen nuestra bandera en alto”, exclamó un emocionado Vicini, quien añadió que los socios del programa se han involucrado al 100 por ciento.

La inversión de Creso

Cada año, el programa invierte en la preparación de los atletas que asisten a eventos internacionales más de 110 millones de pesos.

“Más de dos millones de dólares invertimos al año en favor de los atletas de alto rendimiento”, indicó Vicini.

Por su parte, Bonetti, precisó sobre la importancia de la inversión para el deporte y la educación, el objetivo principal del Creso.

“La inversión en deporte va de la mano con la inversión de la educción, y eso es lo que hacemos en creso, desarrollar buenos seres humanos”, expresó Bonetti.

“La disciplina y educación en el deporte es tan importante para el desarrollo de los atletas, y eso es lo que promovemos en el Creso”, añadió el también empresario.

A lo que secundó Vicini “es una manera de invertir en la gente, en los líderes, es parte del currículo general, el deporte nos une. Vi todo el mundo elogiando a nuestros atletas, poniendo en alto la bandera, en Creso lo hacemos con responsabilidad”.

Creso exige organización

El punto de lanza del Creso ha sido la disciplina no solo de los atletas, sino de los entrenadores y federaciones deportivas, porque las empresas socias al programa le exigen mucho.

De hecho, en noviembre próximo se hará la primera reunión con las federaciones para que entreguen sus propuestas para el ciclo olímpico.

Ese ciclo incluye los Juegos Centroamericanos y del Caribe (El Salvador), Juegos Panamericanos (Chile) y Juegos Olímpicos (Francia).

“Es importante que nuestras federaciones y su directiva estén también organizadas como los atletas, porque si no hay soporte de la federación y de los entrenadores y el personal de apoyo, los atletas no llegan, porque al final es un equipo”, explica Vicini.

Lo mismo señala Bonetti: “Nosotros exigimos a las federaciones, porque los socios nos exigen, se involucran, participan y hacen pregunta, defienden la inversión de sus empresas”.

Señalan que una vez las federaciones entreguen sus proyecciones y plan de desarrollo, ellos (Creso), junto a la dirección técnica del COD negocian.

“Antes los atletas no sabían a donde ir, no había una planificación. Parte de la razón del Creso era tratar de planificar el ciclo olímpico, para que las federaciones y atletas, en dos años, fueran a las clasificaciones o eventos de importancia fogueados con contrincantes del mismo nivel, porque el problema era que antes llegaban frío, ahora no, van con seguridad, conocen a sus adversarios”, recordó Vicini.

Como llega Creso

Luego de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, tras la medalla de oro de Félix Díaz, Vicini leyó un artículo de un periodista de Londres, quien explicaba como un país tan pequeño como República Dominicana conquistaba una medalla dorada.

“Hablé con mi hermano Juan, a él le gustó el tema, luego vi a Luisín Mejía en un avión, hablamos y con el tiempo nos reunimos. Hicimos un acuerdo de dos años, apadrinado con nuestra empresa Inicia, para luego presentar propuestas a las posibles empresas que podrían ser socias”.

“Luisín no quería involucrarse, me dijo a mí que presidiera el Creso, iniciamos el programa y ya hemos visto los resultados. Ya tenemos cinco medallas en Tokio, pero todo eso ha sido planificado, trabajado con tiempo, no fue de la noche a la mañana”, argumentó Vicini.

Apple Store Google Play
Continuar