Creadores de opinión pública

Por Manuel Hernández Villeta jueves 11 de julio, 2019

La lucha por lma constitucional polariza la vida política nacional, con miras a las venideras elecciones presidenciales. De la crisis interna de un partido, ha pasado a ser el tema dominante en la acción del conglomerado social.

De hecho, por la amplia difusión y sus perspectivas, son pocos los dominicanos de cualquier clase social que son totalmente indiferentes al problema reelección. Podría ser que no tomen posiciones y banderías, pero si se interesan en este accionar.

Se tenía que quedar como un experimento político de un partido determinado, en este caso el de la Liberación Dominicana, pero ahora los principales partidos de oposición han tomado parte en la lucha.

Cuando todavía no hay candidatos  oficiales, se están barajando derrotas políticas que serán costosas de cara al próximo año. También habrá un triunfador, que sólo el devenir de los próximos días podrá determinar.

La oposición está enfrentando la reforma constitucional y si obtiene un  triunfo, y no se da la reelección, tendrá que articular su estrategia  sin caer en el triunfalismo ocasional. Si hay reelección, tendrá que asimilar que le faltó músculo para hacer frente a esa catapulta.

Leonel Fernández no será derrotado ni saldrá ganador. Su próximo paso será fuera del PLD. Si triunfa la reelección, allí no tiene nada que hacer. Si Danilo no va, entonces impondrá a uno de sus seguidores.

Pero hay una lectura interesante. Leonel es compañero de viaje de la oposición que enfrenta la reforma constitucional. Y podría ser un aliado luego del resultado de  las futuras elecciones.

Si se presentan a los comicios Danilo Medina, Leonel y Abinader, la reelección tiene casi la obligatoriedad de ganar en la primera vuelta. El segundo y el tercer lugar se podrían aliar y derrotar al ganador de la primera vuelta, pero que no pasó del 50 más un voto.

Esta historia es vieja, pasó con el doctor José Francisco Peña Gómez. El Partido Revolucionario Dominicano obtuvo la mayoría en la primera vuelta, pero sin los votos suficientes para ganar. En la segunda ronda, se produjo la alianza de reformistas y el PLD, y ese movimiento   llevó a Leonel Fernández al Palacio.

Pero todo es especulación y bola de magia. Primero se tiene que solucionar el tema de la reforma constitucional. Luego vendrá  un reacondicionamiento político, con nuevas estrategias y una lucha a muerte por conseguir la Presidencia de la República.

El futuro se inscribe ahora, comienza ahora, la reforma constitucional, se apoye o se rechace, es el filo de  la espada en el cual se medirán todas las estrategias de los creadores de imagen. No se hagan ilusiones, que es la votación popular la que decide y no los malabaristas de la opinión pública. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Por Manuel Hernández Villeta

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar