Creación de valor en el metaverso

Por Arturo López Valerio miércoles 24 de agosto, 2022

El metaverso aún se está definiendo, tanto literal como figurativamente. Sin embargo, su potencial para desatar la próxima ola de disrupción digital parece cada vez más claro, con beneficios en la vida real que ya están emergiendo para los primeros usuarios y empresas.

En 2021, la inversión de capital riesgo y capital privado en el metaverso alcanzó los 13 mil millones de dólares. En contraste la inversión en activos digitales en el país solo alcanzará unos 12 mil dólares para este año, según el reporte de Mercados Digitales de la firma Tabuga.

Las corporaciones, Venture Capital y Private Equity ya han invertido más de US$ 120 mil millones en el ecosistema alrededor del metaverso en los primeros cinco meses de 2022, más del doble de los US$ 57 mil millones invertidos en todo 2021, una gran parte está impulsada por la adquisición planificada de Microsoft de Activision de US$ 69 mil millones.

Como vimos en cambios tecnológicos anteriores, como el surgimiento de Internet seguido de las redes sociales, los dispositivos móviles y la nube, las estrategias novedosas pueden convertirse rápidamente en apuestas.

El metaverso tiene el potencial de impactar todo, desde el compromiso de los empleados hasta la experiencia del cliente, las ventas y el marketing omnicanal, la innovación de productos y la creación de comunidades.

Examinar su efecto potencial debe ser parte de las discusiones estratégicas, con líderes que aceleren su análisis de cómo el metaverso podría impulsar un mundo muy diferente en la próxima década.

Por supuesto, quedan muchas preguntas, incluyendo cómo se equilibrarán los mundos virtuales con el mundo físico para garantizar que el metaverso se construya de manera responsable, cómo puede ser un entorno seguro para los consumidores, qué tan cerca se alineará con la visión “abierta” de la próxima iteración de Internet, y si la tecnología puede avanzar lo suficientemente rápido como para construir el metaverso de nuestra imaginación.

Al examinar los componentes básicos del metaverso, los flujos de inversión y lo que los impulsa, y cómo está evolucionando el comportamiento de los consumidores y las empresas, su impacto económico potencial y las acciones que los líderes deben considerar para capturar valor.

1- Sigue habiendo preguntas sobre la longevidad y el potencial del metaverso, con una visión extrema que lo considera simplemente como una plataforma de juego renombrada de interés poco amplio.

2- La tecnología del metaverso tiene cuatro componentes básicos: contenido y experiencias, plataformas (como motores de juegos), infraestructura y hardware (incluidos dispositivos y redes) y habilitadores (como mecanismos de pago y seguridad).

3- Las grandes empresas de tecnología, el capital de riesgo (VC), el capital privado (PE), las empresas emergentes y las marcas establecidas buscan capitalizar la oportunidad del metaverso.

4- Múltiples factores están impulsando este entusiasmo de los inversores, incluidos los avances tecnológicos continuos en la infraestructura necesaria para aumentar la preparación del mercado a medida que los usuarios exploran la versión inicial del metaverso.

5- Si bien las estimaciones del valor económico potencial del metaverso varían ampliamente, nuestra visión de abajo hacia arriba de los casos de uso de consumidores y empresas sugiere que puede generar hasta US$ 5 billones (trillions en US$) en impacto para 2030, equivalente al tamaño de la tercera economía más grande del mundo en la actualidad, Japón.

6- El impacto potencial del metaverso varía según la industria, aunque creemos que tiene implicaciones para todos. Por ejemplo, según un reporte de McKinsey estima que puede tener un impacto en el mercado de entre US$ 2 billones y US$ 2,6 billones en el comercio electrónico para 2030.

El impacto abarcará también los siguientes sectores:

  • mercado académico de aprendizaje virtual (un impacto de US$ 180 mil millones a US$ 270 mil millones)
  • mercado publicitario (un impacto de US$ 144 mil millones a US$ 206 mil millones)
  • y el mercado de juegos (un impacto de US$ 108 mil millones a US$ 125 mil millones).

Los líderes empresariales deben desarrollar una postura estratégica definiendo los objetivos del metaverso y el papel que quieren desempeñar; probar, aprender y adoptar mediante el lanzamiento de actividades iniciales, el seguimiento de los resultados y el examen del comportamiento del usuario; y prepararse para escalar identificando las capacidades necesarias e incorporando el metaverso en su modelo operativo.

También deberían explorar la posibilidad de convertirse ellos mismos en usuarios del metaverso.

El Metaverso también plantea desafíos urgentes que afectan a las empresas, sus empleados, los desarrolladores independientes y los creadores de contenido, los gobiernos y, por supuesto, los consumidores.

Los 5 principales casos de uso empresarial que las empresas están implementando:

  • Campañas o iniciativas de marketing (Disney, Hyundai, Coca Cola, Nike, Gucci, Wendy’s, entre otras)
  • Aprendizaje y desarrollo para los empleados (Miami Miller School of Medicine, Connecticut’s Medical Center, Kenia-caist Campus, Bank of America, Accenture)
  • Reuniones en el metaverso Eventos o conferencias (Meta, Roblox, ZOAN)
  • Diseño de producto o hermanamiento digital (Decentraland, Sandbox, Fortnite, Activision)

Será necesario volver a capacitar a una parte de la fuerza laboral para aprovecharla en lugar de competir con ella, y las ciudades y los países que se toman en serio establecerse como centros para su desarrollo deberán unirse a la competencia global para atraer talento e inversión.

El metaverso también tiene implicaciones sociales obvias. Una variedad de partes interesadas deberá definir una hoja de ruta hacia una experiencia de metaverso ética, segura e inclusiva.

También serán necesarias pautas en torno a cuestiones que todavía son materias pendientes en la República Dominicana que incluyen la privacidad de los datos, la seguridad, la ética, el cumplimiento normativo, la salud y la seguridad físicas, la sostenibilidad y la equidad y la justicia.

Un marco normativo transversal en la figura de una ley especial puede ayudar a conectar los diferentes nodos habilitadores para una estrategia integral para la ciudadanía. Mas allá de una agenda digital gubernamental, un diseño para crecimiento digital del comercio y la adopción de los ciudadanos.

 

Por Arturo López Valerio

Comenta