CRD clama autocrítica dirigencias políticas para enfrentar males de RD

Por El Nuevo Diario jueves 19 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN FRANCISCO DE MACORIS.- El Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), clamó que el país no necesita de dirigencias políticas colapsadas en acusaciones y contra acusaciones, sino lograr que estas se autocritiquen en sus grados de responsabilidades en torno a la corrupción y otros males, unificándose y proveyéndose de la voluntad que exige su urgente erradicación.

La entidad quien tiene entre sus ejecutivos a Abraham Abukarma, Ysòcrates Peña Reyes y José Aníbal García, indica que en los últimos escándalos de corrupción que han arrastrando a instituciones públicas y privadas, constituye una gran oportunidad para nuestra clase política y nuestros gobernantes, trazarse un mejor rumbo a fin de enviar un firme mensaje a las presentes y futuras generaciones de cero tolerancia frente a estos.

Sostiene, que constituye una exigencia actual imperiosa, que las diversas instancias de los liderazgos de los partidos, se alejen de las discusiones estériles, por ser bloqueadoras de la erradicación de las inconductas estatales, para con ello, lograr acciones firmes y enérgicas contra los que usan los poderes y facultades que se les atribuyen para ejecutar a su favor actos dolosos e indebidos.

Resalta, que las nuevas generaciones compuestas por jóvenes que deben educarse y concientizarse en un marco de una ciudadanía comprometida con los intereses nacionales, tiene que sentir en la clase política y los gobernantes, que los mismos detentan la capacidad y voluntad de reaccionar con eficiencia, por medio de un estricta lealtad a la patria frente a actos indecorosos contra de la sociedad dominicana.

Agrega, que urge el referido proceder de la dirigencia política, ya que de seguir por un camino errado, seguirán perdiendo confianza y poder moral, debilitando su rol importante en la administración de las pertenencias colectivas, además, de que contribuirán a destruir los valores y lineamientos que exige una cultura de paz, como columnas para encausar por mejores horizontes el desarrollo y el bienestar integral.

El CRD Concluye su orientación, reafirmando su confianza en los esfuerzos desplegados en pro de la consolidación de una sociedad más activa y vigilante, que conduzca a crear la conciencia en el liderazgo político nacional, que el momento histórico que atravesamos, le requiere colocarse a la altura de entender que la responsabilidad y la estabilidad, están por encima de las coyunturas y de los intereses grupales.