Coronel quedó a cargo de operaciones ilícitas de Manuel Rivas, según fiscalía

Por El Nuevo Diario miércoles 18 de octubre, 2017

El NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El coronel Faustino Rosario Díaz, quien era el gerente financiero de la Oficina de Servicios de Autobuses (OMSA) quedó al frente de todas las operaciones ilícitas  que realizaba Manuel Antonio Rivas Medina mientras éste salió del país, según la solicitud de medida  de coerción presentada por el Ministerio Público ante la Oficina de Asuntos Complejos de la Fiscalía de la provincia Santo Domingo.

Según el expediente citado, Rivas Medina fue la persona que instruyó al nombrado Eddy Rafael Santana Zorrilla para que pagara la cantidad de RD$4 millones de los cuales se entregó un millón al  occiso Ramírez Ferreras para que éste retirara un demanda en la cual denunciaba actos de corrupción en la institución  estatal.

Rivas Medina, quien hasta el pasado lunes era el director de la OMSA, está implicado conjuntamente con Argenis Contreras González, José Antonio Mercado Blanco alias “El Grande ” de la muerte del abogado y profesor universitario Yuniol Ramírez Ferreras, salió del país el pasado 29 de septiembre y regresó el 14 de octubre.

Durante su estadía fuera del país, que incluyó una participación en un congreso sobre transporte en Bolivia, el coronel Rosario Díaz  fue quien organizó y suministró los medios necesarios  para dar con la muerte del abogado y catedrático universitario Yuniol Ramírez, según consta el documento referido.

El documento agrega que el coronel fue quien se encargó de contactar a Argenis Contreras Gonzáles, quien de acuerdo a las invitaciones presentadas por las autoridades fue quien le dio el tiro que le quitó la vida al abogado.

Además la nota oficial precisa que Rosario Díaz se mantuvo dándole seguimiento al proceso para que se realizaran “las distintas operaciones de pago al occiso con éxito”

Ramírez Ferreras desapareció de la Universidad Autónoma de Santo Domingo el 11 del presente mes de septiembre  y apareció un día después asesinado en un arroyo de Hato Nuevo,  Manoguayabo.

De acuerdo a la versión de la fiscal Olga Diná Llaverías, encargada de llevar las investigaciones del caso, a Ramírez lo asesinaron el asistente del exdirector de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas, Argenis Contreras González, junto al también empleado de la OMSA, José Antonio Mercado Blanco alias El Grande, tras supuestamente Ramírez aceptar que se le pagara un soborno de cuatro millones.