Corea del Norte acelerará al máximo su programa nuclear en respuesta a Trump

Por El Nuevo Diario lunes 1 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Seúl, 1 may (EFE).- Corea del Norte dijo hoy que impulsará "a velocidad máxima" su programa de armas nucleares en respuesta a la creciente presión ejercida sobre el país por parte del presidente estadounidense, Donald Trump.

"Ahora que EE.UU. está haciendo mucho ruido a favor de más sanciones y presión contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) de acuerdo con su nueva política de máxima presión y compromiso", el país asiático "acelerará al máximo las medidas para reforzar su programa de disuasión nuclear", aseguró en un comunicado un portavoz del Ministerio de Exteriores.

El texto, publicado hoy por la agencia estatal de noticias KCNA, asegura demás que estás medidas pueden llevarse a cabo "en cualquier momento y en cualquier lugar".

El mensaje de Pyongyang llega en un momento de alta tensión ante el temor de que Corea del Norte realice una sexta prueba nuclear mientras continúa con sus ensayos de misiles.

Por su parte, EE.UU. ha asegurado que no descarta una acción militar en respuesta a estas provocaciones y ha enviado un portaaviones nuclear a la región.

En este sentido, el portavoz de Exteriores norcoreano acusó hoy a la Administración Trump de elevar la tensión y aseguró una vez más que Corea del Norte está "plenamente preparada" para responder a cualquier acción militar de Washington.

"La agresividad histérica estadounidense nunca había alcanzado tal nivel en la península de Corea y nunca se había acercado tanto al borde de una guerra nuclear", sostiene el comunicado.

Corea del Norte ha realizado un total de cinco pruebas nucleares desde 2006, las dos últimas en enero y septiembre de 2016.

El régimen de Kim Jong-un siempre ha justificado sobre programa de armas nucleares como una medida de autoprotección frente a lo que se considera una actitud hostil de Washington, a quien acusan repetidamente de realizar ejercicios militares en la península de Corea con el objetivo de invadir el país. EFE