Corbyn cree que Johnson “exagera” al acusar a Rusia en el caso Skripal

Por EFE miércoles 4 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- El líder del Partido Laborista británico, Jeremmy Corbyn, cree que el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, “exagera” al acusar directamente a Rusia de ser responsable del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija.

Corbyn recordó hoy, en un acto de campaña celebrado en Watford (noroeste de Londres), que Johnson se basó supuestamente en la información que le había proporcionado el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa de Porton Down, que identificó la sustancia como “Novichok”.

El ministro aseguró en una entrevista el pasado 20 de marzo en una televisión alemana: “Los de Porton Down fueron absolutamente categóricos. Les pregunté ¿estáis seguros? -de que el veneno provenía de Rusia- Y contestaron, no hay duda”.

Sin embargo, el consejero delegado de ese centro militar, Gary Aitkenhead, señaló ayer que ellos no habían “verificado” la procedencia de la toxina.

“Identificamos que era de la familia de ‘Novichok’ y que es de tipo militar, pero nuestro trabajo no es decir dónde se fabricó realmente”, sostuvo.

Ante ello, el líder la oposición británica opinó hoy que “o bien el ministro de Exteriores tiene información que no comparte con Porton Down o bien exageró en sus declaraciones”.

“Necesitamos llegar a la fuente de esto para evitar que vuelva a suceder”, agregó Corbyn.

Johnson contestó hoy en la red social Twitter a su adversario político, al que afeó “elegir ponerse al lado de la maquinaria de propaganda rusa” en lugar de posicionarse con el Gobierno británico y con “otros veintiocho países que están tan convencidos que han expulsado a diplomáticos rusos”.

El ministro afirmó que Rusia ha producido y almacenado pequeñas cantidades de “Novichok”, “probablemente para asesinar”, y apuntó que el país tenía “motivos” para atacar a Skripal.

La cadena BBC indicó hoy que el Ministerio de Asuntos Exteriores británico borró un mensaje colgado en esa red social el pasado 22 de marzo en el que afirmaba que el laboratorio había “dejado claro” que el agente nervioso era del tipo “Novichok” y fabricado en Rusia.

Un portavoz gubernamental manifestó que, en la entrevista a la televisión germana, Johnson no basó su acusación a Rusia únicamente en la información proporcionada por Porton Down, sino que esta se completó con la de los servicios de inteligencia y “la falta de una explicación alternativa”.

“Lo que dijo entonces el ministro de Asuntos Exteriores y lo que ha dicho recientemente Porton Down es totalmente coherente con lo que hemos afirmado en todo momento. Es Rusia quien está presentando múltiples versiones de lo sucedido y ocultando la verdad”, dijo esta fuente.

Hoy se cumple un mes del ataque al exespía ruso Serguéi Skripal, de 66 años, y a su hija Yulia, de 33, en la localidad inglesa de Salisbury, por el que permanecen hospitalizados.

El suceso ha desencadenado en estos treinta días grandes tensiones entre Rusia, que ha negado en todo momento estar detrás del ataque, y el Reino Unido.

El Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, expulsó a veintitrés diplomáticos rusos, en represalia por lo sucedido, y este país hizo lo propio como respuesta.

Poco después, catorce Estados miembros de la Unión Europea (UE), así como Estados Unidos, Canadá y Ucrania, anunciaban la expulsión de cerca de cien diplomáticos rusos, en apoyo al Reino Unido.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar