Cooperativismo y Economía Colaborativa

Por Carlos Luis Falcón Bosque miércoles 1 de febrero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Carlos Luis Falcón Bosque Carlos Luis Falcón Bosque

La economía colaborativa se define como el movimiento que permite generar ingresos a través de elementos compartidos, la renta del asiento de un vehículo que no usas, la herramienta que mientras trabajas queda ociosa en casa, el apartamento de la playa; etc.. lo que supone un gran reto cuando lo miramos a gran escala, debido a la falta de políticas de distribución y reglas claras de gobernabilidad, usualmente trabajan bajo demanda y con poca transparencia en el uso y distribución de los recursos “ Pagar Impuestos, siempre es importante”, no obstante logran penetrar un segmento de mercado casual, en sus primeras fases que se torna recurrente una vez ganan confianza, parte del éxito, son las grandes redes de contactos y el uso de la tecnología como herramientas de gestión simple. Uber en nuestro país ha sido de las primeras renombradas multinacionales que ha penetrado y pellizcado un segmento que 2 años atrás era gestionado en su gran mayoría por los sindicatos del transporte.

El cooperativismo en Republica Dominicana según está normado en la ley 127-63 descansa sobre 2 principios fundamentales: Principio Democrático “ Todos somos dueños “, y Principio de Equidad “ Un socio, un voto” , lo que supone un esquema de gobernanza, claridad y transparencia ante el socio y las autoridades, del manejo de los recursos y/o aportaciones, la propia ley las obliga a estructurarse en Asamblea General, El Consejo de Administración, El Consejo de Vigilancia, el Comité de Crédito y aquellos comité o comisiones que establezcan los estatutos, planteando una forma organizada de producir bienes, dejando una brecha de mercado cautivo por la tradicionalidad, el poco uso de las tecnologías de la información TIC’s y la falta de un marco jurídico moderno que las proteja.

La Interrogante

Sería posible utilizar lo mejor de ambos mundos y promover un salto exponencial que aporte al desarrollo de la sociedad dominicana ?

Si, 54 años de ley cooperativa han propiciado una estructura de 2.9 millones de socios, organizados, confiados, identificados y maduros respecto al accionar cooperativo, ya estamos listos, nuestra sociedad y los órganos rectores podrían apostar al cooperativismo 2.0, como solución inicial y en primera instancia para la promoción del segmento Pymes.

Las cooperativas de producción, en una primera fase mediante una plataforma digital online, podrían permitir que las pymes actúen de forma cooperativa, sin necesidad de llegar a contactarse directamente, permitiéndole a los pequeños y medianos empresarios obtener productos y servicios que por su naturaleza y usualmente limitado capital son inaccesibles.

Los sistemas de compras grupales, permiten reducir al máximo el ejercicio de los intermediarios, que siempre encarecen significativamente el precio del producto o servicio. A través de una compra cooperativa asociada a un servicio cómodo “entrega a domicilio, rápido y altamente beneficioso”, ganan preponderancia, aceptación y una notable y muy rentable publicidad las cooperativas que producen, estos modelos suponen altos beneficios para quien produce y quien consume.

Un valor agregado sería la apertura a mercados internacionales, realidad que hoy se presenta imposible para la mayoría de nuestros cooperativistas. Tenemos productos de calidad, activos para la producción y demanda internacional, que nos falta ? “Cacarear el huevo”, cosa que el cooperativismo 2.0 resolvería sin trauma alguno.

 

Nuestro Sector, el órgano regulador y el marco jurídico tienen que evolucionar y disponer de las herramientas que permitan un crecimiento sostenible e innovador.

 

Apple Store Google Play
Continuar