Convocan a primera conferencia con Espaillat y de la Rosa

Por Miguel Cruz Tejada martes 22 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ La Academia Política del Club Demócrata por Un Cambio en el Norte de Manhattan (NMDC, inglés), convoca para esta noche martes 22 de agosto 2017 a las 7:00 a su primera conferencia con el congresista Adriano Espaillat y la asambleísta estatal Carmen de la Rosa, quienes abordarán diferentes tópicos relativos al accionar político y electoral y los deberes y derechos de los oficiales electos.

La conferencia será en la sede del club en el edificio 210 Oeste de la avenida Sherman  en el Alto Manhattan.

El presidente de la entidad, empresario, sociólogo y activista Jaime Vargas, dijo que la actividad es abierta a toda la comunidad, cuyos constituyentes podrán hacer preguntas y sugerencias y exponer sus inquietudes sobre los problemas presentes y el futuro de los distritos en los que residen.

Vargas dijo esperar una masiva asistencia a la conferencia, dada su importancia y por las figuras de Espaillat, primer congresista dominicano en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, que acumula una larga experiencia de más cuatro décadas en el ejercicio político, el activismo comunitario y sus funciones como legislador estatal y federal.

Dijo que la experiencia de Espaillat, se combinará con de la Rosa, una nueva cara en la Asamblea Estatal de Albany y segunda dominicana en llegar a ese escaño, además de que ella ha logrado la aprobación de importantes leyes estatales, en el corto tiempo de su gestión.

Los principales temas que serán expuestos por Espaillat y de la Rosa, son Como se Hace Política en  Estados Unidos, Como Convertirse en Oficial Electo, Desde que Edad y Hasta Cual Edad correr o aspirar, Deberes y Derechos de los líderes distritales, congresistas, senadores y asambleístas estatales y concejales, además de las condiciones de las mesas electorales.

Vargas señaló que la participación de los electores y comunitarios es muy importante, ya que deben aprovechar la oportunidad de tener de cerca y cara a cara a sus representantes en ambas instancias a quienes podrán también cuestionar sin tapujos sobre lo que han hecho por sus comunidades en lo que llevan de gestión.