¿Convención democrática?

Por FAUSTO HERRERA CATALINO

“(…) La metamorfosis implica una transformación mucho más radical, mediante la cual las viejas certezas de la sociedad moderna se desvanecen mientras surge algo completamente nuevo (…)”. Ulrich Beek, La metamorfosis del mundo.

El fortalecimiento institucional del Partido Revolucionario Moderno es imprescindible para la convivencia democrática del país.

El PRM, ahora, se enfrenta a la necesidad de reafirmar su sentido democrático, especialmente, desde el gobierno cuando tiene que asumir las tensiones entre la dimensión normativa -valores- y la dimensión fáctica -intereses- de la política.

Humanizar la política es su principal reto, para un mejor desempeño de la gestión pública; por cuanto los políticos somos personas, y los electores también.

De acuerdo al Artículo 22 de la Carta Magna, uno de los derechos  fundamentales es el “de elegir y ser elegible”, en igualdad de oportunidades. Es decir, el derecho a dirigir al partido y al Estado. Cualquier limitación, como la que se pretende la Convención de Delegados como modalidad para la elección de los cargos de dirección partidaria, es nula de conformidad al  Artículo 216 de la Constitución dominicana.

Los argumentos que procuran justificar la indicada violación a la institucionalidad del PRM, carecen de fundamentos jurídicos y políticos.

En la actualidad, la democracia partidaria enfrenta problema de gran calado, porque su alcance se ha limitado a los procedimientos de participación para la elección de los dirigentes y gobernantes.

El alemán Robert Michels, en su conocida “ley de hierro de la oligarquía” estableció que toda organización es dominada por una  oligarquía de manera permanente.

En la práctica electoral, el voto universal es solo un punto de partida para legitimar la democracia ciudadana.

Por ello resulta importante tener presente no solamente ese derecho sino también una norma simple como es la rotación de cargos. A partir del principio de alternancia.

Es notoria, asimismo, la ausencia de la doctrina socialista democrática en los planteamientos de política internacional y nacional. No se convocó el Congreso luego de ganar las elecciones como se acordó e incluso se designó una comisión para su realización.

El maestro Leonte Brea, en “Los prácticos teóricos” escribió “Lo cierto es que estos seres viven alardeando de que solo creen en los resultados, en lo objetivo y en la acción guiada por la intuición, por los fenómenos, lo inmediato y por la conveniencia.”

Y, agregó, “En tal virtud, sustentamos que la conjugación de lo teórico con lo práctico es una condición sine qua non para actuar con eficacia en el campo político”.

“Es decir, que la teoría y la estrategia iluminen, desde el principio, el camino de la acción, y la practica realice y retroalimente tanto a la teoría como a la estrategia”.

El Comité Nacional del Partido Revolucionario Moderno, convocado para este viernes 18 de marzo, debe seguir la enseñanza “de que siempre es el momento adecuado para hacer lo correcto”, como señaló el reverendo norteamericano, Martin Luther King.

En consecuencia, por el mandato estatutario acoger las rectificaciones solicitadas de una convención por sufragio universal, directo y secreto; el mantenimiento de la Comisión Política y la reafirmación teórica y práctica de la doctrina socialista democrática, definida por el Dr. José Francisco Peña Gómez, en su programa de “Gobierno Compartido” y “Primero la Gente”. 17 de marzo de 2022

Por: Fausto Herrera Catalino

Presidente Nacional del Frente Barrial y Comunal PRM

Coordinador General del Foro Renovador

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar