Construcción de viviendas modulares prefabricadas y el déficit habitacional en República Dominicana

Por Edwin Rafael Pérez

China ha sorprendido como potencia emergente desde finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, llegándose a posicionar en la actualidad como el país con mejor economía, están en un crecimiento exponencial exagerado, y se posicionan como la futura potencia hegemónica en los próximos años, sobrepasando a la “policía del mundo”, los estados unidos de América.

Pero en este artículo nos concentraremos en la innovación de china en el sector construcción, en la actualidad vemos titulares como “el gigante asiático construye edificios de más de 10 plantas en horas”, “levantan hospital de emergencia en días”, y nos hacemos la siguiente pregunta, ¿Cómo lo hacen?.

El método de construcción chino se basa en módulos prefabricados, ahí está la clave de la construcción rápida y eficiente de las infraestructuras chinas, en el tema principal analizaremos que son estos módulos prefabricados, como funcionan, cuál es la metodología que usan, el diseño de la estructura de estas construcciones y como pueden ayudar a erradicar el déficit habitacional en la República Dominicana. Se sabe que la geografía de china nunca será igual a la de nuestro país tropical, por eso interesa analizar, que tan fiable es este método innovador en países caribeños como la república dominicana, que están expuestos todos los años a fenómenos tropicales que cada vez que pasan, arrasan con las viviendas de los dominicanos más vulnerables.

Construcción modular

Según el Modular Building Institute, “la construcción modular es un proceso en el que un edificio se construye fuera del sitio, bajo condiciones controladas, utilizando los mismos materiales y diseñando con los mismos códigos y estándares que las instalaciones construidas convencionalmente, pero en aproximadamente la mitad del tiempo”.

Se puede decir que este innovador método constructivo, se basa en la fabricación de módulos en talleres para su posterior ensamblaje en el terreno, particularmente le llamo “construcciones de lego a gran escala”. Hemos visto en este nuevo siglo varias construcciones modulares, pero donde más llaman la atención es en china, que ha sido protagonista de un crecimiento exponencial en todos los sentidos, lo cual naturalmente lo lleva a buscar métodos más sostenibles en el ámbito de la construcción, y la construcción modular se adapta perfectamente a lo que se busca para este nuevo siglo.

La construcción modular cambia totalmente el paradigma de la construcción tradicional, algunos de sus beneficios son: ahorro de tiempo, retorno más rápido de la inversión, mayor seguridad de los trabajadores, una mejor productividad, una mayor certeza de los plazos, y una mejor previsibilidad de los costos. Aparte de los mencionados beneficios, este método de construcción es sostenible, un punto clave para los objetivos de la humanidad en la actualidad, la construcción modular se considera una opción más sostenible que los métodos de construcción tradicionales por las siguientes razones:

-Mayor flexibilidad y reutilización. Los edificios modulares se pueden desmontar y los módulos se pueden reubicar o renovar para un nuevo uso, reduciendo la demanda de materias primas y minimizando la cantidad de energía gastada para satisfacer la nueva necesidad.

-Menos desperdicio de material. Cuando se construye en fábrica, los desechos se eliminan mediante el reciclaje de materiales, el control del inventario y la protección de los materiales de construcción.

-Mejora de la calidad del aire. Debido a que la estructura modular se completa sustancialmente en un entorno controlado de fábrica, utilizando materiales secos, se elimina la posibilidad de que altos niveles de humedad queden atrapados en la nueva construcción.

Déficit habitacional en Rep. Dom.

Un estudio de Global Climate Risk Index, coloca a República Dominicana en el puesto #11 de la lista de los 171 países más frágiles ante fenómenos naturales. De 1930 al 2015, el total de personas afectadas por fenómenos naturales en el país supera los 4 millones (EM-DAT Database).

Según “Poverty & Death: Disaster Mortality 1996-2015”, la República Dominicana está entre los 10 países con más muertes causadas por inundaciones.

República Dominicana es un país que todos los años esta bajo amenaza de fenómenos naturales e inundaciones, basta darse un recorrido por la ciudad de Santo Domingo y sus sectores para darse cuenta de que la mayor parte de la población residen en zonas de alto riesgos, donde sus viviendas no pueden soportar el paso de una tormenta, esto imposibilita el avance económico de los ciudadanos que viven bajo estas condiciones hacia una vivienda digna y, por consiguiente, una vida digna.

En el país existen 2,662,862 viviendas ocupadas, de ese total más de 800 mil (31.86%) se encuentran a la orilla de ríos, cañadas y/o presas, por lo que están en riesgo de ser afectadas por fenómenos naturales.

Pero el déficit de viviendas en República Dominicana, que se ubicaba en 2013 en más 910,000 unidades, según un estudio realizado por la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de la Vivienda (Acoprovi), hace que la inversión pública para contrarrestar la problemática tenga un bajo impacto.

“El déficit cuantitativo asciende a más de 900 mil viviendas y el déficit cualitativo a más de un millón, sobre todo por el peso de servicios no disponibles (agua, electricidad, saneamiento). La sumatoria de ambos componentes arroja un déficit de más de dos millones de viviendas en todo el país”.

El dato está contenido en el boletín: Vivienda: síntesis panorámica presupuestaria 2013- 2015, elaborado por Ciudad Alternativa. Jenny Torres, coordinadora del área de cambios en políticas públicas de la entidad, critica los escasos programas enfocados a contrarrestar la parte del déficit que tiene que ver con las casas que necesitan reparaciones.

La falta de prioridad de los últimos gobiernos de la República Dominicana en materia de viviendas dignas y asequibles para la población más necesitada ha hecho que el problema se agrave en los últimos 8 años.

Como ayudaría la construcción modular al problema de la vivienda en República Dominicana

Teniendo una idea de que trata este método de construcción modular, más rápido y eficiente que los métodos tradicionales, nos plantearemos la siguiente pregunta, ¿Cómo puede ayudar este método a República Dominicana?

Primero, cambiar la arquitectura Balaguerista que durante décadas se ha utilizado en viviendas sociales para los ciudadanos dominicanos, un cambio de paradigma es necesario para mejorar estas viviendas. El método de construcción modular permite explorar distintos posibles cambios en este sentido, se podrá diseñar de una forma más adecuada las viviendas otorgadas por las instituciones del gobierno.

Sostenibilidad, ahorro de inversión-tiempo, creación de empleos y cuotas de pago más bajas, son varios de los beneficios al adoptar este método a nivel estatal.

Se ha dejado que el mercado solvente esta problemática y claramente, es el estado que tiene que tomar un rol protagónico para solventar el déficit habitacional del país, accionando con iniciativas innovadoras y sostenibles como la construcción modular para las viviendas.

Proyecto de Ley que crea el Ministerio de la Vivienda, Hábitat y Edificaciones (Mivhed)

Como iniciativa del candidato de la FP a la presidencia, el Dr. Leonel Fernández en su plan de gobierno planteó como unas de sus políticas de vivienda que contemple familias en pobreza: Unificar las instituciones, políticas, procesos estatales y la administración del sector vivienda en un solo Ministerio de la Vivienda.

Iniciativa la cual el actual Presidente de la República ha hecho suya y propuesto en el congreso, donde actualmente se conoce en las cámaras legislativas de la república. Proyecto necesario en la actual coyuntura, el cual la mayoría de los legisladores le han dado el visto bueno y todos los ánimos indican que, en un futuro tendremos operando la nueva institución encargada de la vivienda de los dominicanos más vulnerables. El cual debe emerger acompañado de un nuevo modelo de construcción para solventar el problema habitacional en República Dominicana de una manera eficiente.

El artículo 59 de la constitución dice: “Toda persona tiene derecho a una vivienda digna con servicios básicos esenciales. El estado debe fijar las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho y promover planes de viviendas y asentamientos humanos de interés social. El acceso legal a la propiedad inmobiliaria titulada es una prioridad fundamental de las políticas públicas de promoción de vivienda”.

De las políticas que se pueden encontrar en el plan de gobierno de la actual administración en materia de un hábitat saludable y seguro para todas las familias están: producir nuevas viviendas y elevar la calidad de las existentes, reducir el déficit habitacional, ejecutar planes de viviendas para mitigar en forma sostenible el déficit habitacional a nivel nacional, en los ámbitos urbano, suburbano y rural, eliminar viviendas de alto riesgo en grandes centros urbanos y para comunidades de damnificados: realizar proyectos en zonas fuera de las áreas de riesgo, garantizándoles no solo los servicios de agua, luz y drenaje sanitarios, sino con accesibilidad a transporte, lugares de trabajo, áreas de socialización, fuentes de abastecimiento de servicios de salud, educación y centros de abasto.

Pero no vemos iniciativas que tengan un impacto económico, ni sostenible en el ámbito de las construcciones de estas viviendas, en el contexto de un país con una deuda pública que cada mes crece más, y la prioridad mostrada por el actual gobierno de hacer que la gráfica del déficit habitacional tome una tendencia bajista, se necesitan métodos constructivos que representen un ahorro para el estado y al mismo tiempo mejoren la calidad de las viviendas entregadas a los ciudadanos.

Es tiempo de dar el salto del tradicional método de construcción a uno nuevo, la construcción modular representa la sostenibilidad y la eficiencia que se busca en este siglo XXI. El estado dominicano tiene la necesidad de poner fin a la falta de viviendas dignas para los ciudadanos más necesitados y la implementación de este innovador método constructivo puede representar la salida para esta problemática.

Por Edwin Rafael Pérez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar