Es Constitucional no solo de Primarias 

Por MANUEL BRITO lunes 9 de octubre, 2017
A raíz del acalorado debate nacional si las primarias son abiertas o son cerradas y si se viola o no la Constitución de la República Dominicana o si  existe  tal o cual jurisprudencia o si los estatutos del PLD lo establece o si todo el país rechaza las abiertas, como realmente está ocurriendo,  menos el PRD con un 5 por ciento de la votación, así como una parte dentro del PLD en el Gobierno, lo cierto es que la preocupación del doctor Leonel Fernandez a mi entender es de salvaguardar la constitucionalidad de la nación, que no es posible y positivo para la estabilidad democrática e institucional de una sociedad en cualquier parte del mundo, que a menos de dos años se modifique su Constitución en dos ocasiones solo por asuntos electorales para beneficio e interés particular de un sector o grupo político determinado. Más si estamos en presencia, en en el caso nuestro, de una de las Cartas Magnas más garantista, en todo en sentido de la palabra, de todo Iberoamérica al decir de los principales expertos en la materia del país y de nuestra región.
Particularmente pienso  que del litoral del PLD se debe  esperar que una discusión de este tipo debe estar estrictamente apegada y del lado permanente a la constitucionalidad, y por lo tanto al respeto siempre a la Constitución nunca a su debilitamiento. Esto así, porque he de observar que el enfoque coyuntural del debate para la probacion  de la Ley de Partidos se ha concentrado en el Comité Político, al punto de estar frenada su avance de aprobación, si son abiertas  o cerradas que ha borrado de las discusiones y echada a un lado la comisión institucional bicameral porque ha sido sustituida por una espera de la definición de las posiciones encontradas en el Comité Político. Ahí entiendo los criterios del Presidente Leonel Fernandez  que prima en su  idea una justa y oportuna defensa a la propia Constitución no necesariamente a la forma del tipo de primarias simple y llanamente, ya que seria como reducir el fondo de la real esencia de la preocupación  en el tema, que tiene que ser: la constitucionalidad.
Esto al margen de los claros criterios que hemos planteado de lo letal que serían las primarias abiertas para la existencia del sistema de partidos, la democracia, la Constitución misma y con todo hecho el destino de la sociedad dominicana en democracia porque le puede poner en bandeja de plata a una dispersa y desorientada sociedad civil las cosas fáciles y cómodas para cualquier invento.
Respeto mucho y sigo las ideas, como plantee en un anterior artículo, al liderazgo y a los partidos de una sociedad que sean instrumentos para el fortalecimiento y no para debilitar la Constitución  de un país, y con esto por ser la Carta Magna, la democracia, el consenso y la participación equitativa, la efectiva vía de los ciudadanos para participar exitosamente en las correctas decisiones trascendentales de su sociedad, como es participando en las elecciones de quienes serán los candidatos a los cargos públicos para así garantizar la visión de desarrollo de la nación, que debe ser construida desde él gobierno con un poder influyente para alcanzar los reales procesos de reformas del Estado establecido en el respeto a la constitucionalidad y a la propia Constitución, que en cualquier parte del mundo debe ser cuidada, protegida y respetada como lo hacemos diariamente con las  niñas de nuestros ojos.
Es en este espíritu, que debe estar centrado el real debate en el país, como verdadera preocupación nacional y que la actual Constitución nos garantiza, por lo que no debe ser vista y usada como laboratorio de experimentos políticos para ser modificada cada vez que se tenga la necesidad particular de una apetencia política personal, situación está que no se conoce que ocurra, con tal ligereza, en ninguna otra parte del mundo. En ese sentido, es chocante que esto pueda estar ocurriendo en el propio litoral del partido de Juan Bosch, que debe seguir siendo garante del fortalecimiento y desarrollo institucional del país, como son las expectativas de la población.
Esta vez la discusión de la aprobación de las primarias en la esperada Ley de Partidos no se debe convertir en la manzana de la discordia, y que en ningún momento, como muy bien y oportuno lo observa el doctor Franklin Almeyda en su último artículo, que el doctor Leonel  Fernandez  no ha manifestado estar a favor o en contra de una de las dos modalidades en cuestión, sino más que asumiendo lo que ha de suponer la defensa de la Constitución, que se le ha llamado también la Constitución de Leonel por su aporte directo a ella y ser además impulsada y aprobada  en el 2010, cuando gobernaba a la sociedad dominicana.
En todo este debate a raíz de casi finalizar el total consenso en los demás puntos del contendido del instrumento regulador de los partidos para su final aprobación, donde en las primarias el Comité Político ha propuesta del señor presidente de la República se ha tenido que  abocar a la posible consulta de 5
profesionales del derecho constitucional para que sugieran si las primarias abiertas violan la Constitución, a
pesar de la cantidad de abogados de las diferentes áreas del derecho en ese alto estamento de poder político del país, y  de ser este tema electoral el que creo más han trabajado, leído y deben conocer por su condición de ser políticos de vieja data y de una dilatada experiencia electoral y profesional en la materia para conocer muy bien sobre el tema en cuestión.  Que es lo que realmente se busca o se pretende con esta insistencia de querer unas primarias abiertas por parte de un sector a lo
interno del PLD, tema este que ha mantenido en vilo a toda la sociedad dominicana y que todos sus sectores rechazan?
Tales sectores son la oposición casi en su totalidad , el pleno de la Junta Central Electoral, el Tribunal Superior Electoral, la propia Constitución, además, las voces de las opiniones editoriales de los principales medios de comunicación del país y los sectores empresariales más importantes no han hecho esperar  un claro y directo rechazo a las primarias abiertas, señalándonos el alto costo económico, así como las entidades FINJUS y Participación Ciudadana.
Si a lo anterior se le suma todos los aspectos de nuestras normas prudenciales que hacen inconstitucional las primarias abiertas que es donde debe estar concentrada la discusión del debate en la constitucionalidad del tema para proteger realmente la Constitución, y es ahí que vemos lo que nos señala el artículo 112 de la Constitución dominicana, cuando nos establece que las leyes relativas al régimen electoral son orgánicas y necesita para su aprobación las 2/3 de la matrícula de cada hemiciclo del Congreso. El PLD no tiene las 2/3 partes, por lo que sin el PRM, el PRSC y otros no podrán aprobarla.
En este orden legal, la SCJ declaró por sentencia del 2005 inconstitucional la ley que ordenaba primarias simultáneas con padrón abierto. Luego en el 2010, la Constitución dominicana estableció en su artículo 277 que las decisiones sobre recursos directos de inconstitucionalidad, acogidos, no podrán ser examinados  por el Tribunal Constitucional,  la misma Constitución en su artículo 6 dispone la nulidad de pleno derecho de cualquier acción tendente a contrariar dicha disposición.
El artículo 216 de Constitución dispone que los partidos en su conformación y funcionamiento se sustenta en la democracia interna y para que haya ambas cosas debe existir un listado o registro de sus afiliados, los cuales tienen el derecho de elegir y ser elegidos. Derecho que que se sustenta o se complementa, no solo con el de ser elegido que da las primarias abiertas, la de elegir también que da las cerradas, que es el derecho de elegir y ser elegidos
Es decir, que todos los aspectos constitucionales y judiciales existentes en la inconstitucionalidad de las primarias abiertas con el padrón de los electores inscritos en la Junta Central Electoral nos debe hacer persistente para orientar en que existen normativas de constitucionalidad y judicial, que definen claramente la violacion a la Constitución. Es ahí, que pienso que es de preocupación e interés, más que  justificada, coincidir y defender los criterios del presidente del Partido de la Liberación  Dominicana, doctor Leonel Fernandez Reyna, en el sentido de que la Constitución y con ella las normativas constitucionales y judiciales existentes,  hacen inconstitucional a las primarias abiertas para ser implementadas en nuestro sistema electoral.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar