Consejo de Seguridad no aprueba la extensión del embargo de armas contra Irán

Por EFE viernes 14 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no aprobó este viernes una resolución propuesta por Estados Unidos para extender el embargo de armas sobre Irán, impuesto en 2015 y que expira en octubre.

Solo dos países votaron a favor, otros dos en contra y once se abstuvieron, con lo que el texto no obtuvo el mínimo requerido de nueve votos a favor para su aprobación.

Rusia y China, que cuentan con derecho a veto, se mostraron en contra de la resolución, que solo fue respaldada por su valedor (EE.UU) y la República Dominicana.

“El resultado muestra una vez más que el unilateralimo no goza de ningún apoyo y de que el acoso fracasará. Cualquier intento de poner el interés propio por delante del común en la comunidad internacional (está abocado a) un callejón sin salida”, aseguró la delegación permanente en el Consejo de Seguridad de China, país que junto a Rusia ya había mostrado su total rechazo a la iniciativa estadounidense.

Por su parte, Bélgica, uno de los países que se abstuvo, declaró que su prioridad es “contener el programa nuclear de Irán” dentro del marco del acuerdo nuclear firmado en 2015 con Teherán, conocido por las siglas JCPOA y que, según la misión belga en la ONU, “es el mejor instrumento multilateral para abordar nuestras preocupaciones compartidas”.

El borrador había sido presentado el jueves por Estados Unidos, y su embajadora permanente en la ONU, Kelly Craft, aseguró que la resolución se había propuesto “tras meses de activa diplomacia por parte de Estados Unidos” para intentar lograr los apoyos necesarios.

“Es una medida sencilla y de sentido común solicitada por los países de Oriente Medio que son los que más han sufrido debido al activo apoyo del régimen iraní al terrorismo y a crear el caos en la región y más allá”, dijo Craft en vísperas de la votación.

La Casa Blanca sugirió antes de la votación que en caso de que su propuesta no saliera adelante, podría invocar una cláusula que forma parte del acuerdo nuclear de 2015 y que fue diseñada para volver a imponer sobre Teherán todas las sanciones de la ONU que se habían levantado, pero solo en caso de que se comprobara que había violado el pacto.

Las potencias europeas, al igual que China y Rusia, cuestionan que EE.UU. tenga derecho a usar ese mecanismo dado que abandonó el pacto de 2015 y dejó de cumplir con sus compromisos.

Según han advertido varios países, esa vía supondría el fin del acuerdo nuclear, que por ahora Irán y las potencias firmantes -al margen de Estados Unidos- siguen tratando de mantener con vida.