Conozca los protagonistas de tres historias de éxito que se construyeron en el Prosoli

Por Yeudy Jimenez lunes 21 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. Pocas experiencias son tan enriquecedoras para los estudiantes de término como las pasantías. Gracias a estos programas, los futuros profesionales tienen la oportunidad de potenciar su formación estando en contacto con su campo laboral. Mejor aún, una vez dentro y terminado su proceso, tienen la oportunidad de ser escogidos para formar parte de esa institución de manera permanente.

Esto es lo que ha pasado con tres jóvenes del Programa de Pasantías en Ciencias Políticas y Derecho, de Progresando con Solidaridad (Prosoli); que se lleva en conjunto con la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

De la más reciente promoción de pasantes del referido programa Santos Walfy  Antonio Serrano, Stephanie Ballast y Eva Rodríguez son presentados como los nuevos colaboradores de la institución. Ahora ellos cuentan su experiencia.

Santos Walfy Antonio Serrano  

Entró como pasante a mediados del año 2017 en la Dirección de Planificación y Seguimiento. Cuenta que en su desenvolvimiento aprendió a trabajar de forma organizada y en equipo. También la práctica le ayudó a identificar las áreas donde tenía más potencial en el mercado laboral, así como a fortalecer sus debilidades.

“Tuve la oportunidad de compartir con muchas personas que tienen un alto sentido de compromiso social en todo el país. Gracias a este programa he logrado prepararme para ser mejor persona, mejor profesional y valorar más mi estilo de vida y el esfuerzo con el que he conseguido las pocas cosas materiales que puedo poseer”, cuenta Serrano.

Destaca que también fue significativo conocer su país y la vulnerabilidad en que viven muchos dominicanos para entender la importancia de mantener y seguir fortaleciendo los programas sociales y preservar el objetivo de las políticas sociales para reducir los índices de desigualdad social.

Stephanie Ballast

Para Stephanie, sus meses como pasante fueron toda una aventura. Tuvo que trasladarse desde Santiago y mudarse sola en Santo Domingo para asistir a su labor en el área de Subdirección General de Progresando con Solidaridad.

La estudiante de Ciencias Políticas cuenta que la experiencia le enseñó a ver su fortaleza y capacidad. Descubrió que sin importar lo difícil de las circunstancias, solo ella puede ponerse límites. En el aspecto profesional, la pasantía le ayudó a desarrollar sus habilidades: “Soy más audaz y puedo razonar rápidamente”, dice.

Progresando con Solidaridad le ha ayudado a definir su personalidad. Aquí ha hecho nuevos amigos. “Hay un antes y un después en mi vida. Este programa trabaja de cerca con la creación de capacidades y oportunidades”, puntualiza.

Eva Rodríguez 

Eva ingresó al programa de pasantías en la Unidad de Políticas Públicas e Innovación del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales, donde permaneció unos meses y luego pasó al área de Prevención de Matrimonio Infantil, en Prosoli.

De su estadía en el programa, asegura que esta le ayudó a reafirmar que cuando te unes a un proyecto debes hacerlo siempre con entusiasmo y con pasión. “Cuando es así, esto se refleja en la forma en que te comunicas, en cómo te comportas y en la calidad de tu trabajo”, comenta.

Agrega: “Esta experiencia fue muy enriquecedora y de gran satisfacción, tanto desde el punto de vista profesional como personal”, concluye.