Conmemoremos el Cuerpo de Cristo

Por Luis D. Santamaria

Este jueves 16 de junio la comunidad cristiana celebra el Día de Corpus Christi (‘cuerpo de Cristo’) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini (‘cuerpo del Señor’), es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía.

Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole públicamente el culto de adoración (latría) el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés (es decir, el Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección).

Específicamente, el Corpus Christi es el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte. En algunos países esta fiesta ha sido trasladada al domingo siguiente para adaptarse al calendario laboral.

Es propicia la ocasión para que los dominicano, todos  nos aboquemos a celebrar tan solemne ocasión de poder recordar y alabar con mucha fe el cuerpo de cristo.

La fiesta surgió en la Edad Media, cuando en 1208 la religiosa Juliana de Cornillon promueve la idea de celebrar una festividad en honor al Cuerpo y la Sangre de Cristo presente en la Eucaristía. Así, se celebra por primera vez en 1246 en la diócesis de Lieja (Bélgica).

En el año 1263, mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la Hostia consagrada brotó sangre, según la tradición.1​ Este hecho, muy difundido y celebrado, dio un impulso definitivo al establecimiento como fiesta litúrgica del Corpus Christi.

Fue instituida el 8 de septiembre de 1264 por el papa Urbano IV, mediante la bula Transiturus de hoc mundo. A Santo Tomás de Aquino se le encargó preparar los textos para el Oficio y Misa propia del día, que incluye himnos y secuencias, como Pange Lingua (y su parte final Tantum Ergo), Lauda Sion, Panis angelicus, Adoro te devote o Verbum Supernum Prodiens.

En el Concilio de Vienne de 1311, Clemente V dará las normas para regular el cortejo procesional en el interior de los templos e incluso indicará el lugar que deberán ocupar las autoridades que quisieran añadirse al desfile.

En el año 1316, Juan XXII introduce la Octava con exposición del Santísimo Sacramento. Pero el gran espaldarazo vendrá dado por el papa Nicolás V, cuando en la festividad del Corpus Christi del año 1447, sale procesionalmente con la Hostia Santa por las calles de Roma.

En muchos lugares es una fiesta de especial relevancia. En España existe el dicho popular:’ Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueve Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión, lo que da idea del arraigo de esta fiesta.

Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que la hostia consagrada se exhibe en una custodia.

Países en los que es día festivo

En varios países y regiones, el Corpus Christi es un día festivo oficial.

Europa

Alemania, en parte del territorio, concretamente en los Länder Baden-Württemberg, Baviera, Hesse, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado y el Sarre, así como en municipios de mayoría católica en los Länder Sajonia (tal como lo determina el Decreto sobre el Corpus Christi)2​ y Turingia (en todo el distrito de Eichsfeld y en las localidades del Eichsfeld dentro del distrito de Unstrut-Hainich y en parte del distrito de Wartburg).3

En los restantes Länder y regiones existen algunas disposiciones especiales para trabajadores y colegiales católicos.

  España, dejó de ser festivo en 1989, y se trasladó la solemnidad litúrgica al domingo infraoctavo. Aun así, por lo arraigado de su celebración, es declarado fiesta local en ciudades como Toledo, Puenteareas Granada, Priego de Córdoba o Sevilla, Madrid y en la Comunidad Valenciana de carácter autonómico en Castilla-La Mancha y Extremadura, concretamente en Fuentes de León.

También es festivo el jueves de la infraoctava del Corpus en La Orotava de Carácter Local, realizándose maravillosos tapices de flores por las calles del recorrido procesional y en la plaza del ayuntamiento, se realiza un tapiz majestuoso declarado, en 2007, como el más grande del mundo realizado con arenas naturales, sin tintes artificiales ni otros materiales.

 

POR LUIS D. SANTAMARIA

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar