Congreso peruano cita a empresario chileno para investigarlo sobre caso Odebrecht

Por EFE martes 19 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- El empresario chileno Gerardo Sepúlveda, exsocio del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha sido citado por la comisión del Congreso peruano que investiga el escándalo de corrupción Lava Jato, informó hoy la presidenta de ese grupo legislativo, Rosa Bartra.

Medios locales informaron que la parlamentaria declaró que Sepúlveda fue citado en calidad de testigo luego de que Kuckzynski declaró que fue quien gestionó asesorías de su empresa Westfield Capital a la constructora brasileña Odebrecht entre 2004 y 2007.

El reconocimiento de esas asesorías ha llevado a la oposición política en el Congreso ha presentar una moción de vacancia (destitución) del presidente, que será debatida y votada este jueves.

“Ya se ha materializado la citación, se informará en el calendario de la primera semana de enero la fecha exacta en cuanto el haya confirmado”, comentó Bartra según el portal en internet del diario El Comercio.

La comisión Lava Jato del Congreso se reunió hoy para informar a sus integrantes sobre la documentación que se ha enviado a Kuczynski luego de que este solicitara una copia certificada de la moción que pide su destitución.

Bartra detalló que se entregaron los oficios intercambiados entre el mandatario y la comisión, así como el oficio que el grupo de trabajo envió al actual representante de Odebrecht en el país, Mauricio Cruz, pidiendo información sobre los vínculos que la empresa tuvo con el mandatario y la respuesta que se recibió.

Kuczynski ha reconocido que recibió dividendos por un contrato de asesoría a Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando era ministro del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Sin embargo, el actual mandatario aseguró que el contrato fue firmado por Sepúlveda y que no tenía conocimiento del mismo hasta que fue presentado por la comisión parlamentaria que investiga el caso Lava Jato en Perú la semana pasada.

Kuczynski había admitido también otro servicio de asesoría a Odebrecht por el proyecto de irrigación H2Olmos cuando dejó el gobierno de Toledo, denunciado a su vez por haber cobrado presuntamente un soborno de 20 millones de dólares a la constructora brasileña para otorgarle dos tramos de la carretera Interocéanica.

El gobernante deberá presentarse el jueves, junto a su abogado, ante el pleno del Congreso para ejercer su defensa ante el pedido de destitución, que será debatido y votado por los parlamentarios tras escuchar su alegato.

Para ser aprobado, el pedido de destitución requiere del voto de 87 legisladores y, en ese caso, la jefatura del Estado debería ser asumida por el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, quien es actual embajador de Perú en Canadá.

Si Vizcarra no acepta, la sucesión le corresponderá a la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, quien actualmente preside el Consejo de Ministros.

Si ninguno de los vicepresidentes asume la Presidencia, el titular del Congreso tendría que aceptar el cargo y convocar de inmediato a nuevas elecciones generales, que se deben celebrar en el plazo máximo de un año.

Apple Store Google Play
Continuar