Congreso de Guatemala espera debido proceso a exjefe del Legislativo detenido

Por EFE martes 23 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, GUATEMALA.- El presidente del Congreso de Guatemala, Álvaro Arzú, dijo hoy que velarán para que se cumpla el debido proceso en el caso del diputado y extitular del Legislativo Arístides Crespo, detenido este martes por una red de plazas fantasmas.

“Esperamos y vamos a velar porque los derechos y el debido proceso se le sean respetados al diputado Crespo conforme a la Constitución y las leyes de nuestro país”, dijo Arzú tras la sesión plenaria de este martes, pocos minutos después de que se conociera la aprehensión.

Crespo, quien representa en el Congreso al departamento sureño de Escuintla y fue vicepresidente de la junta directiva en 2015-2016, es acusado de pertenecer a una trama de corrupción entre 2014 y 2015 en la que están implicadas 65 personas, entre diputados, exdiputados y particulares, involucrados en crear plazas ficticias.

Sobre su posible sustituto, el actual presidente pidió “no adelantarse” y esperar a que la Justicia decida si lo liga a proceso o no y si lo envía a prisión preventiva.

El expresidente del Congreso, que lleva casi 30 años en el ente, es acusado de los delitos de “peculado por sustracción, nombramientos ilegales y abuso de autoridad”.

Según la investigación del Ministerio Público (MP-Fiscalía) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), los miembros de la junta directiva del Congreso de 2014 y 2015 realizaron “un gran número de contrataciones” que presentan “irregularidades evidentes e ilegales”.

El tipo de contratación para la cual se unieron las directivas “se convirtió en una práctica habitual y aceptada a pesar de su evidente ilegalidad”, “irrespetando” las formas correctas de contratación y por la “no asistencia” de los contratados, ganando de 5.000 a 20.000 quetzales (680 a 2.720 dólares) mensuales.

Durante su presidencia, Crespo, ahora del opositor Movimiento Reformador, contrató a varias personas de forma irregular, sin justificación y sin contar con requisitos mínimos, además de autorizar otras contrataciones pocos días antes de dejar el mandato del Congreso con altos salarios y que no se presentaban a trabajar.

Además de Crespo -quien negó los hechos a su llegada a Tribunales y dijo que la acusación tiene que demostrarse ante la Justicia- el otro presidente de este período fue Luis Rabbé, prófugo de la Justicia junto a otros cuatro diputados, mientras que 65 personas están procesadas.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar