Condiciones se deterioran en Texas ante llegada de Harvey 

Por Associated Press viernes 25 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, HOUSTON. — Las condiciones en la costa texana del Golfo de México se deterioraban el viernes a medida que el huracán Harvey iba cobrando más fuerza y avanzaba hacia el estado. Los meteorólogos advirtieron que la gente apresurar los preparativos y evacuaciones.

Millones de personas se preparaban para un prolongado azote de la tormenta, que podría ser el huracán más feroz que toca tierra en Estados Unidos en casi 12 años. Los meteorólogos dijeron que Harvey conlleva “peligro de muerte” y representa un “grave riesgo”, agregando que podría empapar varios condados ubicados a más de 161 kilómetros de la costa.

Atizada por las aguas tibias del Golfo de México, la tormenta tenía vientos sostenidos de 177 kph (110 mph), un poco menos de lo requerido para convertirse en tormenta de Categoría 3, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes. Se prevé que pueda fortalecerse antes de tocar tierra el viernes por la noche o el sábado temprano.

Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, dijo que la ventana para las evacuaciones se estaba cerrando rápidamente.

“Texas va a ser impactado por un gran huracán”, dijo Long a “Good Morning America”. “Vamos a ver una cantidad significativa de lluvias en los próximos tres días. Van a haber daños”.

Está previsto que Harvey toque tierra en la costa central de Texas, entre Port O’Connor y la bahía de Matagorda. Esta es una franja costera de 48 kilómetros (30 millas) a unos 110 kilómetros (alrededor de 70 millas) de Corpus Christi, Texas.

La tormenta tiene el potencial de traer vientos de 200 kilómetros por hora (125 millas por hora) y olas de hasta 3,6 metros (12 pies) de alto, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes.

Harvey pasó rápidamente el jueves de depresión tropical a huracán de categoría 1. En la madrugada del viernes, el centro actualizó su estatus elevando su peligrosidad en un grado. La última tormenta de igual potencia en Estados Unidos fue el huracán Wilma, que llegó a Florida en octubre de 2005.

La súper tormenta Sandy, que azotó Nueva York y Nueva Jersey en 2012, nunca tuvo vientos tan potentes y perdió su categoría tropical antes de tocar tierra. Sin embargo, causó gran devastación sin haber sido catalogada nunca como un importante huracán.

El viernes por la mañana, la tormenta estaba a unos 185 kilómetros (115 millas) al sureste de Corpus Christi, avanzando a 17 kph (10 mph) hacia el noroeste.

Los siete condados costeros de Texas desde Corpus Christi hasta el extremo occidental de la isla Galveston ordenaron el desalojo obligatorio de miles de habitantes de las zonas bajas. En cuatro de esos condados, las autoridades ordenaron evacuación total y advirtieron a quienes decidieron quedarse que no podrían garantizarles el rescate.