Condenan en Chile a 31 agentes de Pinochet por víctima de Operación Colombo

Por EFE martes 6 de noviembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO DE CHILE.- La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a penas de prisión a 31 antiguos agentes de la dictadura de Augusto Pinochet por el secuestro calificado (desaparición) de un opositor, víctima de la llamada “Operación Colombo”, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo, de la primera sala del tribunal de alzada, sentenció a 13 años de prisión al general Raúl Iturriaga Neumann y a los brigadieres Pedro Espinoza Bravo y Miguel Krassnoff Martchenko, como autores del secuestro calificado de Juan Carlos Perelman Ide.

Los tres se encuentran actualmente en prisión, condenados a largas penas dictadas en decenas de juicios por violaciones a los derechos humanos, que en el caso de Krassnoff Martchenko superan ya los 680 años de cárcel.

La Corte, además, condenó a otros 27 agentes de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), a 10 años y un día de prisión, mientras otro, Samuel Fuenzalida Devia, fue sentenciado a 541 días de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada.

Otros 33 agentes, de los que varios están también presos, fueron absueltos al no haberse logrado acreditar su participación en este caso.

Juan Carlos Perelman tenía 31 años, era ingeniero químico y miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), grupo que combatió contra la dictadura de Pinochet, cuando fue detenido el 20 de febrero de 1975 mientras estaba en su domicilio, según estableció el juez especial Hernán Crisosto, encargado del juicio en primera instancia.

El profesional fue llevado a la “Villa Grimaldi”, un centro clandestino de torturas y exterminio de la DINA, donde fue sometido a continuos interrogatorios bajo diversos tormentos, siempre atado y con la vista vendada, según testimonios de prisioneros supervivientes.

La situación se repitió durante varios días, hasta que fue sacado del recinto, sin que se haya vuelto a saber de él hasta hoy.

En junio del mismo año, la dictadura puso en marcha la Operación Colombo, consistente en un montaje para encubrir la desaparición de 119 prisioneros políticos, que contó con la colaboración de organismos de seguridad de Argentina y Brasil.

En esos países se publicaron ediciones únicas de los periódicos “Lea” y “O novo dia”, en las que se daba cuenta de que 119 integrantes del MIR habían muerto en purgas internas de esa agrupación, entre ellos Juan Carlos Perelman.

La prensa chilena, controlada por el régimen, se hizo eco de esa versión bajo titulares como “Exterminados como ratas”.

La Corte de Apelaciones, además, revocó la sentencia que en primera instancia había condenado al Estado chileno a pagar indemnizaciones a familiares de la víctima.

Según datos oficiales, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), unas 3.200 personas murieron a manos de agentes del Estado, de las que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar