Condenan a 14 años empleado de JP Morgan por asalto sexual y brutal paliza a una dominicana

Por El Nuevo Diario lunes 1 de mayo, 2017

NUEVA YORK._ El afroamericano Jarrell Sweet, empleado de JP Morgan, fue condenado a 14 años de cárcel en la Corte Superior de Jersey City en Nueva Jersey, por una brutal paliza que le dio a la dominicana Giselle Jiminián a quien forzó a tener relaciones sexuales con él una noche y el agresor, también usó una pistola eléctrica para intentar matarla.

Empero, cargos de violación sexual e intento de asesinato fueron excluidos y Swett fue sentenciado por robo, asalto y agresión, en una condenada dividida por las acusaciones.

Sweet, a quien se le consideraba un hombre bien educado, dijo que creía que se trataba de una “aventura” en una noche de borrachera, según la fiscal adjunta del condado Bergen Linda Claude Oben.

Jiminián, habría quedado embarazada, pero se negó a hacerse un aborto, alegando que la vida de la criatura ya en gestación, había que protegerla.

El Ministerio Público dijo que el sentenciado no quería que su hijo Lucas, se enterara de lo que le había hecho a Jiminián.

"Lo que es interesante es el motivo aquí", dijo la fiscal. "El motivo está en las cartas presentadas por los amigos y familiares del acusado. El motivo es esencialmente que el acusado tenía una imagen que necesitaba proteger, debido a que era un hombre negro con educación universitaria que trabajaba en finanzas, pero él era más que un lobo con piel de cordero", dijo la fiscal Oben.

El 16 de junio de 2015, Sweet subió una escalera de incendios para entrar en el apartamento de la víctima, donde se escondió en una habitación donde estaba el bebé de 13 meses de edad y esperó que Jiminián entrara.

La fiscal relató que la víctima dijo que la sorprendió, la agarró por encima de su cuerpo, la golpeó brutalmente y le puso la pistola eléctrica en la boca para tratar de detener los gritos.

Le rompió las cuencas de los ojos y la nariz y su rostro estaba lleno de sangre con moretones en todo el cuerpo. Una vecina trató de ayudar Jiminián, pero fue atacado también por Sweet, dijo el Ministerio Público.

Sweet, fue condenado a 10 años por robo y ataque contra Jiminián y por poner en peligro el bienestar del bebé, que tenía marcas en su carita. Fue condenado adicionalmente a cuatro años por su ataque a la vecina.

La fiscal dijo que Sweet, llevaba cinco trajes esa noche con el fin de cambiar su apariencia para evitar la identificación.

“Él pensó que era más listo que los demás y dijo que sus tácticas eran como las de los personajes de las películas de James Bond o Jason Bourne”, expuso la fiscal

“Pero el agresor no contó con el trabajo dedicado de la policía de North Bergen. Él no contaba con un jurado que ha visto sus mensajes de texto de ira enviados a la víctima o uno en la noche del ataque en el que le escribió a Jiminián "te veo".

La víctima habló en la corte diciendo que ella nunca imaginó que iba a sufrir un ataque de este tipo, y señaló que "esto fue algo que se ve en las películas".

El abogado defensor del condenado, Peter Willis, dijo a la jueza del Tribunal Superior Mitzy Galis Menéndez que el afroamericano nunca había estado en problemas antes, había ido a un internado y más tarde obtuvo un 3.5 puntos en un grado universitario. Pidió a la jueza que fuera indulgente.

"Creo que la muerte de su madre tuvo un profundo impacto en él," dijo el abogado Willis, añadiendo que Sweet pudo superar el dolor trabajando. "Creo que el punto de inflexión en su vida y la espiral descendente en su vida fue la muerte de su madre a los 45 años. Sólo Dios sabe qué pasó con él. ¿Por qué todo esto tuvo lugar?".

Sweet mantuvo su inocencia y le dijo a la jueza que no creía que el estado a través de la fiscalía, había probado su culpabilidad.

"No veo cuales pruebas se proporcionó el estado y porqué no había una persona que se parecía a mí".

Varios videos de seguridad se mostraron al jurado durante el juicio que duró varias semanas antes de que él fuera declarado culpable el 20 de diciembre 2016.

La fiscal dijo que Jiminián quería hacerse un aborto pero la víctima dijo que "este bebé tiene un corazón, los brazos, las piernas y no voy a tener un aborto".

El fiscal dijo que el afroamericano pudo haber matado Jiminián en el ataque.

Por Miguel Cruz Tejada

Apple Store Google Play
Continuar