Condenados a prisión el fundador y el presidente del grupo surcoreano Lotte

Por EFE viernes 22 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SEÚL.- La Justicia surcoreana condenó hoy a cuatro años de cárcel al fundador del grupo Lotte, Shin Kyuk-ho, y a dos años de prisión suspendida a su hijo y presidente del conglomerado, Shin Dong-bin, por malversación de fondos y otros delitos.

El primogénito de la familia propietaria del quinto “chaebol” (grandes conglomerados controlados por clanes familiares) más grande de Corea del Sur y ex vicepresidente del grupo, Shin Dong-joo, fue declarado inocente de los cargos, que incluyen malversación de fondos a escala institucional, aportación de fondos ilegales para subvenciones y evasión de impuestos, recogió la agencia Yonhap.

La hija mayor del magnate y responsable de la Fundación Lotte, Shin Young-ja, fue condenada a dos años de prisión.

Los Shin fueron imputados en octubre de 2016 acusados de pagar unos 50.000 millones de wones (39 millones de euros/ 46 millones de dólares) en salarios a familiares que nunca formaron parte de la empresa y malversar unos 130.000 millones de wones (101 millones de euros/ 120 millones de dólares) del conglomerado.

La acusación había solicitado 10 años de prisión tanto para el fundador como para el presidente del grupo.

Shin Dong-bin, quien no tendrá que entrar en la penitenciaría por haber obtenido una condena suspendida, dirigió durante el proceso la culpa hacia su padre, de 95 años, afirmando que el fundador tomó decisiones importantes sobre los asuntos tratados.

El nonagenario fundador de la compañía, quien evitará la prisión mientras se presenta la apelación de la sentencia por su avanzada edad, fue condenado además a pagar una multa de 3.500 millones de wones (2,7 millones de euros/3,2 millones de euros).

Lotte, que posee numerosos negocios en diversos sectores en Corea del Sur y Japón (donde tiene su sede), se ha visto envuelto en una serie de escándalos desde 2015, incluidos el aparente suicidio de un vicepresidente y una feroz disputa entre el presidente y su hermano a cuenta del control del conglomerado.

La pugna familiar quedó zanjada en marzo del año pasado después de que Shin Dong-bin, segundo hijo del fundador, obtuviera el apoyo de la junta de accionistas para presidir el grupo.

 

Apple Store Google Play
Continuar