Concluyen las elecciones presidenciales en Uzbekistán con alta participación

Por EFE domingo 24 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ. – Las elecciones presidenciales del domingo en Uzbekistán concluyeron con una alta participación, que ascendía al 71,8 % a falta de tres horas para el cierre de los colegios.

A las 17:00 hora local (12:00 GMT) 14,2 millones de uzbekos, de un total de 21,2, ya había ejercido su derecho al sufragio, según la Comisión Electoral Central (CEC).

La comisión admitió casos del mecanismo fraudulento conocido como “voto familiar”, en el que una persona lleva al colegio los pasaportes de toda su familia y vota en su nombre.

En cambio, los observadores de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) dictaminaron que los comicios transcurrieron en línea con los estándares democráticos internacionales.

Los resultados de la votación no se conocerán hasta el lunes, aunque todo apunta a que el presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyóyev, saldrá reelegido.

Mirziyóyev, que asumió el cargo hace cinco años tras la muerte del fundador de la patria, Islam Karímov, ejerció de primer ministro entre 2003 y 2016.

El presidente cimenta su popularidad en la liberalización de la economía, la mejoría de las relaciones con los países vecinos y medidas populistas como la reducción de la esclavitud infantil en la recogida del algodón, muy criticada por las organizaciones de derechos humanos.

Además, se espera que el presidente reciba el apoyo de la mayoría de emigrantes que trabajan en el exterior, en su mayoría en Rusia, ya que durante la campaña se opuso a fiscalizar las remesas que envían a sus familias.

Los otros cuatro candidatos son considerados cercanos al poder: Bajrom Abdujalímov del partido socialdemócrata “Adolat” (Justicia); Alisher Kadírov, del Partido Democrático Milly Tiklanish; Narzullo Oblumoradov, del Partido Ecológico, y Maksuda Varísova, del Partido Popular Democrático, la primera mujer en postular a la Presidencia en la historia del país.

Según la legislación nacional, sólo pueden presentar sus candidaturas a la Presidencia aquellos políticos cuyos partidos hayan sido registrados por las autoridades, lo que impidió la participación de candidatos opositores.

Pese a las promesas de reforma política que el presidente hizo tras llegar al poder, ninguna de las tres formaciones opositoras ha sido legalizada: el Partido Democrático Erk, Verdad y Desarrollo, y el Interés del Pueblo.

En vísperas de los comicios, la organización Human Rights Watch emitió un informe en el que criticó “la involución” en materia de reforma política y defensa de los derechos humanos, y denunció la persecución de la disidencia en internet.

Las elecciones son supervisadas por los observadores de la Oficina de la OSCE sobre Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR), que emitirá el lunes un informe sobre la votación.

Apple Store Google Play
Continuar