Con voz y papel se descubrió el truco de la Lotería

Por Ling Almánzar viernes 18 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Llegar al fondo del escandaloso truco de la Lotería fue obra de muchas horas, interrogatorios y allanamientos que descubrieron las pruebas del montaje fraudulento que enriqueció a la probable mafia que operaba en la institución.

El plan fraudulento, bien maquinado y ejecutado, dejó pistas y evidencias tan sutiles que ellos nunca pensaron que serían descubiertos y acusados. Una vez más se cumple la sentencia de Balzac: “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen”.

Los hallazgos empezaron casi como un golpe de suerte. Según el grueso expediente, fueron un audio y un papel los primeros hilos del embrollo. Después, las cosas se fueron desenrollando hasta reconstruir la trama criminal y establecer la participación que tuvo cada uno en el juego sucio. El sorteo fue un truco burdo el 1 de mayo, infeliz Día de los Trabajadores, y le dejó una millonada a los socios.

Lo que sigue es un intento por reconstruir los hechos y la manera en que se desenvolvió la investigación. El texto se alimentó de un nutrido trabajo del Listín Diario.

El audio y el papel

El audio fue “pescado” en una computadora confiscada en una residencia del coimputado Carlos Berigüete, encargado de la parte digital de los sorteos. La computadora fue sometida a análisis forense digital, y eso confirmó que el escandaloso sorteo fue concebido y ensayado.

Esa no fue la única confiscación. En efecto, el 12 de junio, los investigadores se toparon con un bolso que contenía tres paquetes de 50 bolos cada uno, de color naranja y con números negros. El allanamiento fue practicado en un almacén localizado en el barrio Cristo Rey de Bonao. Además, ese mismo día también allanaron un local comercial de Dicent, donde decomisaron dos celulares y dos laptops.

Los operativos continuaron y, en el sector El Almirante de Santo Domingo Este, se hallaron talonarios de factura en una casa de Eladio Batista Valerio (Gago). Uno de los talonarios corresponde al mismo Gago. Asimismo, se ocuparon talonarios de facturas de billete premiados de la Lotería, marcados con el sello de Kamalia S.A, así como un talonario del sorteo extraordinario del Día de las Madres, y otro de facturas de quiniela premiadas. Más aún, “fueron encontraron dos contratos de consignación entre la Lotería Nacional y Eladio Batista Valerio. Uno de ellos de fecha 24 de abril de 2010 y el otro del 30 de abril de ese mismo año”.

En la residencia del acusado Jonathan Augusto Brea Ovalles, supervisor de sorteos y encargado del pre-sorteo, se confiscó una hoja de papel aparentemente trivial, fechada a 20 de abril, donde se delataban “personas, números y párrafos”. ¡Era la relación escrita de lo planificado para el 10 de abril! Los apuntes hablan del “riesgo que podía tener la presentadora Valentina, ya que era muy difícil tener el bolo en la mano y sostener el primer premio con el bolito”. Al dorso de la hoja aparece algo escrito fechado a viernes 21 de mayo de 2021, y se “aclaran puntos” de la intentona de abril.

En efecto, el audio y el papel muestran que el entonces administrador de la Lotería, Luis Maisichell Dicent, estaba muy interesado en que el sorteo se celebrara lo más rápido posible. La fecha se fijó para el 10 de abril, pero algo falló. Sucedió que ese día al ciego Miguel Mejía le tocó el globo B, que corresponde al segundo premio, y lo que querían era que él estuviera en el A (premio mayor). Aun así, algunos querían ejecutar la acción ese mismo día. Sin embargo, se decidió suspenderlo y se acordó que, para el 1 de mayo, el invidente “cayera” en el globo A.

Llegó el 1-M. Ese día se pensó en el escollo de que un tal “Fernando” (personaje desconocido hasta ahora) fuera al sorteo nocturno, tomara la cámara y grabara el sorteo. Eso habría “dificultado” los planes. En razón de esos riesgos, también se decidió que el sorteo no fuera transmitido por redes sociales, sino solo por el canal 4. La estafa despertó la sospecha de los riferos afectados, pues se les dio un tremendo palo con el cacareado “13”. Entonces revisaron el video con mucha atención, una y otra vez hasta dar con el truco, y lo propagaron por las redes para llamar la atención. Inclusive, el audiovisual llegó a las manos del presidente Luis Abinader, quien de inmediato llamó a Dicent para pedirle una explicación. El aún funcionario se puso “alante”, hizo una rueda de prensa y se “querelló” en la Procuraduría General. Pero los interrogatorios y los allanamientos lo señalan como el zar de la probable mafia.

Interrogatorios

En los interrogatorios afloran acusaciones y contraacusaciones. Por ejemplo, Brea Ovalles dice que le pasó el balo a Felipe Santiago Toribio, alias Chago, acusado de ser uno de los responsables del truco difundido por televisión. Por su parte, la astuta Valentina acusa a Brea Ovalles de estar en la casa donde se realizó el primer ensayo.-

Los acusados afrontan la sólida posibilidad de caer en prisión preventiva.-