Con Leonel se vive mejor: A propósito de sus obras

Por Haivanjoe NG Cortiñas

El país está profundamente afectado por la inflación, el desempleo, la pobreza y la inseguridad ciudadana, a pesar de que se le prometió un cambio, que no ha llegado ni se ve venir. Definitivamente, “con Leonel se vive mejor, ahí están sus obras”, diría algún ciudadano, porque recuerda que no había inflación, el desempleo disminuyó, la economía crecía, por doquier se construían obras, el país se modernizaba y se vivía más seguro.

Las obras de Leonel permiten transmitir su impronta, tanto en lo material, como inmaterial. Lo atestiguan los resultados de las tres gestiones gubernamentales que Leonel Fernández realizó durante los periodos constitucionales 1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012. La primera llevada a cabo en una situación de normalidad, la segunda, heredando y superando una crisis económica interna y, la tercera, recibiendo el impacto de la crisis económica internacional más profunda en décadas y manejándola con éxito.

La primera gestión gubernamental de Leonel Fernández se caracterizó por tener un entorno nacional e internacional amigable, que no amenazó la conducción pública ni tampoco el desempeño de la economía con estabilidad, en contraste, la segunda administración, heredó, combatió y superó una crisis económica profunda, con una deuda pública de un 32.0 % del PIB, una depreciación de la moneda de un 26.0 %, un costo económico por la crisis bancaria de US$ 2,200 millones o hasta un 15.0 % del PIB, una inflación de un 51.84 %, una tasa de desempleo ampliado de un 18.4% y, la tercera, una crisis internacional con precios del petróleo de hasta US$ 140.0 el barril, una inflación mundial de un 8.9 % y una contracción económica en los principales países de un 3.9 %.

En el orden de las catástrofes originadas por fenómenos naturales, el país fue impactado por el huracán George en el 1998 y las tormentas Noel y Olga en el 2007, creando situaciones de emergencia por la gravedad de los impactos en vidas humanas, animal y en la infraestructura de viviendas, escuelas, redes de transmisión eléctricas y vial.

Así transcurrieron los entornos y contextos con los que, los gobiernos de Leonel Fernández, tuvo que manejar la administración pública y que, permitieron luego ser reconocido como manejador de crisis con éxito.

Las obras de Leonel Fernández son notorias y pueden resumirse en varios puntos, en la economía, la educación, la salud, en obras de infraestructuras, en fortalecimiento institucional, transparencia y rendición de cuentas, en política de género, relaciones exteriores, comercio y otras, que permitieron posicionar a la República Dominicana en un valorado lugar en la región, al tiempo de ser un referente.

En lo económico

En el orden económico, los logros alcanzados pueden ser resumidos en varios indicadores, como el tamaño de la economía, medida por el PIB, que creció en US$ 43,224 millones, al pasar de US$ 17,516 a US$ 60,740 millones, para un promedio anual de US$ 3,602 millones -pese a la caída de la economía en el 2003 de casi US$ 5 mil millones-. La tasa de crecimiento promedio anual del PIB real fue de un 6.7 % y por su lado, el PIB per cápita se elevó de US$ 2,218 a US$ 6,274, equivalente a un aumento de US$ 4,056, permitiendo posicionar al país en la clasificación del Banco Mundial, en los del tipo de ingreso mediano alto, la tercera categoría más elevada de las cuatro que establece el referido organismo de financiamiento multilateral.

Referente al comportamiento de los precios al consumidor, la inflación, Leonel Fernández la recibió en un 4.80 % y al concluir su gobierno la dejó en un 2.77 % interanual. Respecto al valor de la moneda, medida por el tipo de cambio, al asumir la presidencia por segunda vez estaba en RD$ 42.63 y al finalizar el mandato constitucional estaba en RD$ 39.17, indicativo de una apreciación de la moneda de un 8.1 %.

Sobre el tipo de cambio, en la primera gestión, el precio del dólar era de RD$ 13.86 y al concluir el mandato presidencial se situó en RD$ 16.52, para apenas una depreciación de RD$ 2.66. En los siguientes dos periodos, el 15 de agosto del 2000 la tasa de cambio era de RD$ 42.19 y para igual día y mes en el 2012 fue de RD$ 39.17, para una apreciación del peso al término de la presidencia de Leonel.

En cuanto al precio del dinero en la banca, en agosto del 1996, la tasa activa promedio ponderado era de un 23.73 % y para igual mes en el 2012 registro un 14.77 %, para una diferencia en disminución de 8.96 puntos porcentuales.

La evolución de las finanzas públicas mostró un comportamiento creciente, al pasar los ingresos corrientes de RD$ 24,217 millones en el 1996 a RD$ 321,334 millones en el 2012, para un aumento de RD$ 297,117 millones, indicativo de que se multiplicó por 13 y en lo relativo al gasto público, paso de RD$ 26,399 millones a RD$ 447,232 millones, equivalente a una expansión de RD$ 420,833 millones o su equivalente a que se multiplicó por 17. Ambas partidas son expresiones del crecimiento que experimentó la economía durante Leonel Fernández.

A nivel de la tasa de desempleo ampliada, al 1996 estaba en un 16.7 %, en cambio, al 2012 era de un 14.8 %, para una disminución de casi 2 puntos porcentuales. En cuanto a la pobreza monetaria general, en septiembre del 2004 era de un 49.9 %, en cambio, para el mismo mes en el 2012, disminuyó a un 42.2 %, para una diferencia de 7.7 puntos porcentuales.

En cuanto a la inversión extranjera directa, como resultado de una fuerte política exterior y estabilidad macroeconómica, creció de US$ 96.5 millones en el 1996 a US$ 3,124 millones en el 2012, para un aumento de US$ 3,027.5 millones, complementando de esa forma las necesidades de inversión en la economía nacional.

En la misma línea del sector externo, las reservas internacionales neta a septiembre del 1996 eran de US$ 122.3 millones y al mismo mes del 2012 se incrementaron a US$ 3,245 millones, para un aumento de US$ 3,122.7 millones y multiplicándose por 26 y las exportaciones pasaron de US$ 4,052 millones a US$ 9,069 millones, también multiplicándose, para este caso, por más de 2 veces.

Sobre el sector turismo, las cifras atestiguan la fuerte expansión del sector. Acerca de la cantidad de turistas que visitaron al país en el 1996 fueron 2,023,453 y al 2012 se elevó a 5,047,021, para un incremento equivalente a 3,024,568 o su equivalente de un 149.0 %. El número de habitaciones creció en 34,114, al pasar de 33,944 en septiembre del 1996 a 68,058 al mismo mes del 2012, para un aumento del 100.0 %.

En la educación

Durante los dos últimos gobiernos de Leonel Fernández, por concepto de remodelación y rehabilitación de escuelas, se intervinieron no menos de 12,408 planteles escolares y las aulas nuevas construidas ascendieron a 7,205 y, también, durante el 2004 al 2010 se contrataron 7,163 nuevos docentes.

En salud

En la primera gestión gubernamental los médicos fueron beneficiados con un aumento del 50.0 % en su salario y posteriormente en los otros periodos entre un 54 y un 85.0 %. A nivel de construcción, reparación, mejoramiento, ampliación y equipamiento, un total de 1,249 centros de salud fueron adicionados -entre los que se destacan, la Ciudad de la Salud, el Hospital Vinicio Calventi, el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora-. La administración logró erradicar el polio y el sarampión en el país y una atención prenatal con cobertura de un 98.0 % en todo el territorio nacional.

Obras de infraestructuras

Un total de 145 importantes obras de construcción y reconstrucción en el territorio dominicano de gran tamaño, entre las que se destacan los corredores de la avenida 27 de febrero, el de la J.F. Kennedy, dos túneles, elevados, rampas, peajes, autovía del Este, ampliación autopista 30 de mayo, carreteras Santo Domingo/Samaná, Bani/San Cristóbal, 15 de Azua/San Juan de la Maguana, Jarabacoa/Constanza, Circunvalación de Santiago, Navarrete/Puerto Plata, San Francisco/Nagua, Bávaro/Hubero Alto, la presa de Pinalito y la primera y segunda línea del Metro de Santo Domingo.

En materia de soluciones habitacionales, se construyeron 22 mil viviendas para distintos sectores sociales, especialmente para los más vulnerables.

Fortalecimiento institucional, transparencia y rendición de cuentas

Durante todas las gestiones gubernamentales de Leonel Fernández, hubo un denodado esfuerzo por fortalecer, modernizar, transparentar y rendir cuentas por parte del sector público, lo evidencia la reforma a la Constitución de la República, la creación de la Oficina de Modernización del Estado, la automatización de la mayoría de los procesos administrativos y contables, la creación del Departamento de Prevención de la Corrupción -que luego pasó a ser de Persecución-, la Comisión Nacional de Ética, el Reglamento para la aplicación de la Ley de Acceso a la información Pública, las leyes de Compras y Contrataciones, Orgánica de Presupuesto, de la Contraloría General, de la Tesorería Nacional, las que le otorga autonomía a las Direcciones de Aduana e Impuestos Internos, la de Inversión Pública y la General de Archivos.

Política de género

Durante los gobiernos de Leonel Fernández se tomaron iniciativas y fueron promulgadas las leyes sobre la Violencia Intrafamiliar, la de otorgarle todos los beneficios contenidos en la Reforma Agraria, la cuota de un 25.0 % de participación electiva de la mujer, la creación del Ministerio de la Mujer, la que concede derechos laborales a las personas que realizan trabajos domésticos, las que otorgan universalidad en la seguridad social y la que le dispensa igualdad de género en todo lo relativo a la mujer.

Políticas comerciales

La República Dominicana hasta antes de llegar a la presidencia Leonel Fernández, su presencia era escasa en la integración internacional. Desde entonces, el país firmó acuerdos de libre comercio con la Comunidad del Caribe, con Centroamérica y la Comunidad del Caribe, el DR-CAFTA, con la Unión Europea y los países del CARIFORO y Libre Comercio de las Américas, el sistema de Ventanilla Única, sobre el Soborno en el Comercio y la Inversión, entre otras iniciativas.

Y en la política de empleo

En la administración pública de Leonel Fernández, se estableció el Programa de Promoción y Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (PROMIPYME), el Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA), la ley de fomento a las MIPYMES, el Programa Nacional de Incubación de Empresas, entre otras.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar