Con la unidad se rinden los mejores honores al Prof. Bosch

Por Juan López lunes 1 de julio, 2019

La celebración del 110 aniversario del feliz nacimiento del Prof. Juan Bosch, este 30 de junio,  es un apropiado motivo para reactivar el “Día de la Confraternidad Peledeista” y la realización de actividades que permitan promover las ideas, obras y ejemplo de vida austera y ética del líder espiritual del PLD e indiscutible Maestro de la Democracia Dominicana.

Sin embargo, la crisis que está afectando al PLD, como consecuencia de las diferencias de criterios con respecto a la intención de un sector en reformar la Constitución de la República para permitir la habilitación o reelección del Presidente Medina, es de tal magnitud que se ha convertido en una seria posibilidad de división del PLD.

Porque el PLD es el partido mayoritario, con más de 16 años controlando  la mayoría de las instituciones del Estado, su situación interna trasciende a todo el tejido social afectando en forma significativa  las dinámicas económicas y generando perturbaciones y ruidos en el quehacer  político  y social del pueblo dominicano.

Es una verdad incuestionable que una división del PLD no beneficiará a ningún sector. Por el contrario, de materializarse una división del PLD perderán la democracia y  el sistema de partido.  También se perdería la paz social, los grandes logros de la macroeconomía y hasta entraría en peligro la soberanía nacional.

A esa indeseable panorámica hay que ponerle un stop. Es imprescindible que la alta dirigencia del PLD, en particular los líderes Danilo Medina y Leonel Fernández,  encuentren el mecanismo que les permita utilizar su inteligencia emocional, su gran experiencia política, la enseñanza y ejemplo del Prof. Bosch para arribar a un acuerdo que permita superar la crisis y recomponer la unidad entre los peledeistas.

La conservación de la unidad es la principal garantía para que el PLD pueda continuar dirigiendo los destinos del país.

Si la terquedad e intolerancia política siguen imperando y la alta dirección del PLD no resuelve esas contradicciones no-antagónicas  y continúan con las imprudentes confrontaciones, entonces el Partido  caminará de espalda a la historia y a la división, con lo cual  se negará con los hechos  legado político del Prof. Bosch.

Solucionar las diferencias de criterios, colocar los intereses del Partido por encima de los intereses personales y preservar la unidad del PLD, es la principal tarea y  garantía para conquistar la séptima victoria electoral consecutiva del PLD en los comicios del 2020.

Esa será la máxima forma de rendir merecidos honores al Prof. Bosch en su 110 aniversario y el mejor regalo de los peledeistas  al pueblo dominicano. ¡Manos a la obra. Vamos pa’lante con la unidad!

 

Por Juan López

Anuncios

Comenta