Con el uso de un drone policías estatales rescatan perro caído a 400 pies

Por Miguel Cruz Tejada Viernes 26 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._   Con el uso de un drone, la Policía estatal de Nueva York, logró ubicar y rescatar a un perro llamado “Skippy”, que perdió el rumbo adentrándose en los recovecos del parque estatal Letchworth, cayendo en un barranco a 400 pies de altura de la superficie.

El can ladraba y lloraba desesperadamente, hasta que una mujer excursionista lo escuchó, pero por la altura, no lo podía ve.

Ella se comunicó con las autoridades y los policías estatales después de analizar la zona y el terreno, optaron por estrenar el drone que se usó por primera vez en un rescate.

El avión no tripulado estaba equipado con una cámara de alta sensibilidad y otros dispositivos, compatibles con la inteligencia artificial.

Desde el drone, se ubicó al perro, pero el área es tan empinada que hubo que enviar un policía escalador y expertos en rescates difíciles que hizo el descenso y sacó a “Skippy” del barranco sano y salvo.

El perro desapareció de su casa el pasado fin de semana y fue descubierto en el parque el lunes de esta semana por la excursionista, dijo la Policía Estatal en un comunicado que también reseña la tierna historia en su cuenta twitter.

Temiendo por la vida del cachorro, la policía estatal notificó a la  Oficina del Sheriff del Condado de Livingston,  que pasó a la historia mediante el uso de un avión no tripulado para localizar y ayudar a salvar una vida animal o humana, por primera vez en 110 años de historia del parque.

Una vez que los policías identificaron la ubicación del perro y evaluaron su tamaño, enviaron al sargento Ryan Clancy, un escalador experto para recuperarlo utilizando habilidades clásicas de rescate con cuerdas, dijeron las autoridades en el comunicado de prensa emitido el miércoles.

“El rescate tuvo lugar en una zona donde la garganta es muy empinada y arbolada de aproximadamente 200 pies antes de que éste pase a una pared vertical de esquisto vertical de varios cientos de pies hasta el fondo”, explica el comunicado.

“El área es demasiado empinada para volver a subir, y tiene una caída vertical pura. Dado que no era accesible desde el fondo del río, bajando un rescatador hacia abajo y la realización de un rescate a mano, era la única opción”, explica la Policía Estatal.

Después de ser impulsado hacia abajo, el sargento Clancy arrastró con éxito una copia de seguridad con “Skippy” en el remolque.

Entonces el perro fue devuelto a su propietario, con algunos cortes y rasguños de menor importancia.

“Este rescate es un recordatorio importante de la abnegación, dedicación y trabajo en equipo de los hombres y las mujeres encargadas de mantener a los neoyorquinos y los que visitan nuestro gran sistema de parques estatales, seguros”, dijo el jefe de la Policía Estatal,  David Page.

“Ya se trate de las personas que visitan los parques estatales o sus queridas mascotas de familia, estos funcionarios entrenan duro y arriesgan sus vidas para ayudar a otros y servir a Nueva York”, expresó Page.

Por Miguel Cruz Tejada