Con dinero dejado de pagar del ISR en RD se podría construir 120 mil viviendas

Por Luis Brito lunes 21 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Con el dinero dejado de pagar del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por parte de empresas dominicanas, en República Dominicana se podría construir 120 mil viviendas, asegura un cálculo realizado por la confederación internacional Oxfam, con sede en el Reino Unido.

El dato que hace mención de República Dominicana aparece en un informe de Oxfam sobre el crecimiento de la fortuna de los milmillonarios, la que dice tuvo un aumento de un 12 % en 2018, a un ritmo de 2.500 millones de dólares al día.

En esa misma publicación, fechada en Madrid, la organización no gubernamental también establece que la riqueza de la mitad más pobre de la población mundial, unos 3.800 millones de personas, se redujo un 11%.

“Con el dinero que las empresas dejan de pagar cada año por beneficios fiscales en el impuesto sobre la renta se podría contratar a 93.000 médicos en Guatemala o 349.000 en Brasil, construir 120.000 viviendas en la República Dominicana o 70.000 en Paraguay y contratar a 94.000 docentes en Bolivia o 41.000 en El Salvador”, dice Oxfam.

Asegura que en América Latina y el Caribe, mientras aumentó la riqueza de los milmillonarios, la pobreza extrema continuó creciendo, alcanzado su nivel más alto desde 2008 y afectando a 62 millones de personas, que suponen un 10,2% de la población.

Añade que en los países latinoamericanos y caribeños, la fortuna de los milmillonarios aumentó en un 10% en 2018 (36.000 millones de dólares) y asciende a 414.000 millones de dólares, un monto mayor al PIB de casi todos los países de la región, excepto Brasil, México y Argentina.

Un cable de la agencia internacional de noticias EFE, que recoge la información, de cuenta que el documento muestra cómo la brecha entre ricos y pobres pone en peligro la lucha contra la pobreza, perjudica las economías y alimenta la indignación en todo el mundo.

Según Oxfam, los gobiernos exacerban la desigualdad “al no dotar a los servicios públicos, como la educación y la salud, de la financiación necesaria; al conceder beneficios fiscales a las grandes empresas y los más ricos, y al no frenar la elusión fiscal”.

Además, “la creciente desigualdad económica afecta especialmente a las mujeres y las niñas”, añade.

“Las grandes empresas y los súper ricos disfrutan de bajas facturas fiscales mientras millones de niñas no tienen derecho a la educación y muchas mujeres mueren por falta de acceso a servicios de atención materna”, afirma Winnie Byanyima, directora ejecutiva de la ONG.

Explica que si el 1% más rico pagase solo un 0,5% más de impuestos sobre su riqueza, podría recaudarse más dinero del necesario para escolarizar a los 262 millones de niñas y niños que ahora no tienen acceso a la educación, y proporcionar asistencia médica para salvar la vida de 3,3 millones de personas.

Señala que en algunos países el 10% más pobre de la población dedica al pago de impuestos un porcentaje mayor de sus ingresos que el 10% más rico.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar