Con Covid-19 en contra en julio ganará  la oposición

Por José Pérez Méndez miércoles 17 de junio, 2020

Estamos a 20 días de la realización de la primera vuelta electoral del actual proceso, y los candidatos y sus respectivos partidos políticos hacen todo lo posible para mantener su posicionamiento y atraer más electores para  ganar la primera vuelta o quedar en un segundo lugar que le permita competir en la segunda vuelta que será donde se escogerá el próximo presidente y vicepresidente de la república para el período 2020-2024.

Siguen saliendo encuestas que posicionan a los diferentes candidatos en porcentajes diferentes como si se hicieran en países diferentes y no en el mismo país donde todos los candidatos hacen campaña y vida política.

Ya eso se ha convertido en un cliché que todos disfrutamos y que nadie cree porque carecen de contenido y objetividad. Ahora la expectativa está en que venga Gallup y diga lo que hay, pero a ella tampoco nadie le va a creer porque ya se está preparando la mente de los electores para que no la acepten como buena y válida.

Sabemos que hay tres candidatos que compiten para pasar a la segunda vuelta electoral, como también sabemos que los tres no están ni podrán quedar en el primer lugar, ni tampoco que los tres quedarán en el segundo lugar y mucho menos en el tercer lugar al mismo tiempo.

Entonces estamos seguros de uno de ellos quedará en primer lugar en la primera vuelta pero sin llegar al 50% más uno necesario para proclamarse ganador de la presidencia de la república, y por ende otro de ellos quedará en el segundo lugar para seguir con vida y pasar a la segunda vuelta donde podría ganar o perder definitivamente; mientras que otro de ellos quedará en el tercer lugar sin poder pasar a la segunda pero pudiendo decidir el que será el ganador en la segunda vuelta.

Viendo las cosas así en este proceso no habrá un solo ganador sino dos ganadores y un perdedor, que será el que quede en primer lugar o el que quede en el segundo lugar en la primera vuelta electoral del 5 de julio próximo; pero aún siendo así nadie quiere quedar en tercero sino en primero o en segundo aunque sea para perecer en la segunda vuelta electoral del 26 de Julio.

La gran interrogante es cuál será la posición en la quedará cada uno de los aspirantes a la presidencia,  y más que todo,  quién será el favorecido con el triunfo en la segunda vuelta electoral?.

 Pienso que hay cosas que están más o menos claras, siendo la primera de ellas que si la oposición es mayoría entonces el candidato del gobierno no podrá  ganar en la primera vuelta ni tampoco debería quedar en la primera posición sino en segundo lugar, y la segunda situación es que las dos fuerzas de  la  oposición no podrán quedar en primer y segundo lugar en la primera vuelta sino que una de ellas quedaría en tercer lugar y la otra en la primera posición.

En lo que estoy totalmente seguro es que ninguna de las dos fuerzas de la oposición apoyaría  al candidato del gobierno en una eventual segunda vuelta y por tanto el apoyo tendría que darse entre las dos fuerzas que representan la oposición en la segunda vuelta electoral de Julio 26.

 Es necesario afirmar que el covid-19 es lo mejor que le ha podido pasar al gobierno  ya que le ha brindado un escenario para despacharse a sus anchas gastando dinero sin control y ayudando a los más vulnerables,  para de esa  manera  proporcionarle unos puntos adicionales a su candidato presidencial que se encontraba ahogado al momento de la llegada de la pandemia, mientras que para seguir ayudándolos  ahora el  covid-19 le cae encima al principal candidato de la oposición sacándolo de la campaña electoral en el momento que más necesita estar presente y creando una incertidumbre que para nada lo beneficia.

Lo que no parece que va a suceder es que las fuerzas de la oposición y los votantes independientes se inclinen por el candidato del partido de gobierno sino que por el contrario esas fuerzas se mantendrán firmes en la oposición y en contra del gobierno y de su candidato hasta el final de la contienda electoral.

Por tanto, el escenario actual nos dice que el próximo gobierno estará representado y controlado por la oposición actual, mientras que los que  están en el gobierno deberían  estar preparando sus maletas y buscando trabajos o planificando abrir negocios porque si el covid-19 no los ha podido ayudar a ganar, no hay nada que pueda suceder en los próximos días que pueda producir el milagro político necesario para que puedan alzarse con el triunfo en  primera o segunda vuelta electoral del mes de Julio próximo.

Definitivamente que el 16 de  Agosto habrá cambio de partido de gobierno y esperamos  que sea para el bienestar del pueblo dominicano.

Por José Pérez Méndez

Anuncios

Comenta