¿Cómo se llama la obra: Acciones apañadas, corruptela o aparataje?

Por Nelson Rosso sábado 21 de enero, 2017

“Este es un país insólito” así parafraseaba a cada momento Manuel Arturo Peña Ballet sobre las cosas que pasan en esta media isla. Me gustaría sacarle un poco de punta a mi lápiz para señalar algunas acciones realizadas por el Ministerio Público recientemente.

Para un ciudadano común que desconoce la profundidad del caso “Odebrecht” o está ajeno de los procesos del Derecho dentro de la justicia, esto no será de mucha importancia pero para todo el que sí puede escuchar, leer o ver noticas y que le importe en lo más mínimo el avance del país, sí que puede ser de provecho.

Resulta un tanto desatinado por parte de la Procuraduría hacer una cita “para un conversatorio” o no, no le quitemos el mérito, para un afable interrogatorio. Tal es el caso de Ángel Rondón, quien fue señalado de antemano de recibir unos 90 milloncitos de dólares para lavarse las manos y adjudicar los mismos a unos dichosos y bendecidos honorarios por parte de la empresa brasileña Odebrecht ¡¡¡eso dice él!!!!!

Parece una de esas novelas que contienen mucha intriga y suspenso con un melodrama apañado, un tanto sobreactuado por parte de la justicia y sus actores, pero hay escenas que me recuerdan la obra de García Márquez “Crónica de Una Muerte Anunciada” y el juego de los Vicarios tras Santiago, si conoces la historia sabes de lo que hablo.

Cómo me pueden explicar a mí que hace dos semanas el procurador cita a personas para interrogar y hoy están haciendo allanamientos en un lugar donde creen haya elementos probatorios de lo que dicen fue soborno por parte de ejecutivos de Odebrecht en el país, y dicho sea de paso éste escándalo está en las aguas de varios países de América y aquí llegó bastante avanzada la novela ya que fue en el Norte que hizo su estreno.

Esto está un tanto invertido, se supone que quien pudiera ser sospechoso de un delito no se le puede dar indicio de que estamos tras él, ¿allanamos y luego interrogamos? Así funcionarían mejor las cosas. Aquí de antemano la prensa y medio país sabe cómo van a proceder ¿será que la pirámide está invertida? Aunque mientras haya cámara pal´ figureo y el aparataje, que no pare el rodaje.

De qué manera podemos sentarnos a comprender lo que se está tratando de hacer con este escándalo en otros países de América como EE.UU. Colombia, Perú, Panamá, Ecuador, entre otros donde ya hay destituciones ( gente dentro y fuera del gobierno), ex presidentes, funcionarios, familiares y allegados que hoy son objeto de detención, apresamientos e investigación por dicho tema o peor aun por menos de 90 milloncitos de dólares ¡¡¡Mientras aquí comemos palomitas mientas pasan los comerciales!!!

Un punto muy importante, sigo sacándole la punta a mi lápiz, como es posible hacer un anuncio “voy a interrogar a fulano” o en lo mejor de todos los casos salir con la papa caliente y dársela a la prensa,” Señores de la prensa el interrogado dijo tal o cual cosa” sin haber terminado una fase de lo que aquí bien llaman “investigación”. ¿Dónde está el nivel de discreción de la justicia? No hay ni para que poner ejemplos.

Porque los países antes mencionados sí han actuado con margen de responsabilidad para que los vinculados sean conocidos y procesados mientras aquí hay un silencio lúgubre y temerario por los posibles corruptos adheridos al maletín Odebrecht, dando saltos y malabares para que esos nombres no salgan al pavimento.

Lo que si me late, que como se van desarrollando las escenas mal actuadas de esta obra, sus actores principales pueden quedar en una presunción de inocencia hasta que una sentencia de esta línea de corrupción vestido del color de un partido pueda decir lo contrario.

 

Comenta