¿Cómo administro mis emociones para  no tener problemas con ella?

Por Ivonne Guzmán

Pregunta del ciberlector: Soy un joven que reconoce tiene poca paciencia, soy de los que se llaman mecha corta. Desde pequeño he tenido que aprender a imponerme para que la gente no abuse de mí. Estoy a punto de casarme y me siento enamorado de mi novia, pero siempre se ha quejado por mi conducta. Nunca me ha dado motivos para tratarla mal, pero dice que no mido mis palabras con los demás. Ella teme que sea diferente cuando nos casemos ¿Cómo administro mis emociones para no tener problemas con ella?

Respuesta cirberterapeuta: considerando la información que me das puedo orientarte acerca de algunas ideas para trabajar un poco tus creencias. Los cambios pueden lograrse cuando se asumen  y se actúa con una actitud responsable ante los hechos de la vida diaria. Lo primero que quisiera subrayar es que etiquetarte como una persona impaciente o con mecha corta muestra que no manejas recursos para regular tu comportamiento y que inconscientemente lo has visto como un atributo más que una  debilidad. Tus experiencias en el pasado, indican que viviste situaciones que te llevaron a escoger el camino de la dominación e imposición, tal vez te funcionó en una época, pero es una muestra de que no es saludable. Por otro lado, cuando te refieres a tu novia y dices no me da motivos para tratarla mal, estas demostrando que no asumes responsabilidades de tus actos. Nuestras conductas dependen  en gran manera de nuestra decisión y maltratar o no a alguien es  una decisión. La violencia tiene un efecto de “bola de nieve” a menudo que pasa el tiempo va creciendo, es precisamente a esto que ella le teme. No solo debes administrar las emociones, sino asumir cambios de conductas.

Por tal razón  te recomiendo

  • Hacer un análisis costo beneficio de tus acciones de “mecha corta”, es decir darte cuenta de que ganas y que pierdes cuando explotas.
  • Hacer un diario de frecuencia, duración y situaciones ante las cuales explotas con más facilidad. Esto te servirá para mejorar tu conciencia sobre lo que esta pasando contigo y el impacto que tiene sobre los demás. Además, te permitirá comenzar a asumir el control de tus acciones.
  • Aprende a ver tus pensamientos. Pregúntate – ¿Qué pienso antes de explotar cuando se me presenta la situación? Por ejemplo, los pensamientos calientes, entre ellos- “Esto no se queda así”,  “Tengo que darle una lección”, “Me la va a pagar”,  “No le permito que abusen de mí”, etc. Cuando hayas identificado los pensamientos calientes, ahora el compromiso es cambiarlos por otros pensamientos que sean más saludables y que te inspiren a realizar acciones que no te dañen a ti ni a los demás.

 

Muchas veces se asumen conductas que resultan ser cómodas, pero no aportan nada a nuestro bienestar, así que te invito a que seas prudente y que hagas los ajustes de lugar.

Si quieres recibir más información  puedes contactar el centro.

Ivonne Guzmán, MA

Psicóloga clínica

Terapeuta familiar y de pareja

Centro Profesional Psicólogos Unidos

809-688-5292 of.

849-354-1962 Whatsapp

Ig.bienfamiliar@gmail.com

 

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar