CNDH-RD expresa preocupación por alegado atentado contra dirigente de la Marcha Verde, Hero Pérez

Por El Nuevo Diario martes 23 de mayo, 2017

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD), Manuel María Mercedes expresó hoy su profunda preocupación por el alegado atentado cometido contra el vocero del movimiento “Marcha Verde” en Azua, Hero Pérez.

Además, pidió al Gobierno una respuesta urgente ante los últimos acontecimientos respecto a “represión violenta, criminalización,  falsa acusación de terrorismo y en esta última ocasión intento de asesinato,  contra integrantes y dirigentes del movimiento Marcha Verde contra  la corrupción e impunidad en la República Dominicana”.

Mercedes recordó que este lunes alrededor de las 7:00 de la mañana Hero Pérez, dirigente comunitario, coordinador de la Articulación Nacional Campesina y de Poder Ciudadano, integrante del movimiento Marcha  Verde, quien fue vocero de la Marcha Verde en Azua el pasado domingo y quien leyó el manifiesto de la misma,  fue embestido  cerca del cruce de Pizarrete en la carretera Sánchez entre Baní y San Cristóbal por un vehículo blanco desconocido que lo chocó aparatosamente varias veces por la izquierda y se dio a la huida.

Sostuvo en una nota enviada a END, que el vehículo de Pérez quedó destruido y él necesitó atenciones médicas de emergencia reportando golpes en la cabeza y en la espalda.

Antecedentes y contexto

El  informe del Departamento de Justicia de EE.UU., ha divulgado a finales del año 2016 el escandalo transnacional más grande de la historia conocido como Lavajato, revelando  que la empresa brasileña Odebrecht, entre el 2001 y el 2016 ha financiado y se ha aprovechado de la corrupción en 12 pases del hemisferio, pagando en los mismos a políticos, funcionarios públicos,    ex candidatos presidenciales y empresarios  alrededor de 788 millones de dólares en sobornos.

En República Dominicana, encontrándose nuestro país  al tercer lugar de estos doce países, se habrían pagado solamente en sobornos un monto de US$ 92 MM.

La empresa brasileña Odebrecht ha manejado en los 16 años que ha operado en República Dominicana unos 14 proyectos, de los cuales por lo menos 10 sufrieron modificaciones, ascendiendo los costos finales a unos 830 millones de dólares más del presupuesto original destinado para esas obras. En este monto no está incluida la Planta de Carbón Catalina, realizada bajo fuertes cuestionamientos de otorgación a Odebrecht por más del doble del monto.

Por estas razones en la República Dominicana ha surgido un gran movimiento ciudadano en reclamo por el fin de la corrupción y la impunidad.

Se trata de un colectivo  formado por decenas de organizaciones sociales, populares, religiosas, de las sociedad civil y comunitaria de toda la geografía nacional, que se caracteriza por su horizontalidad y por el carácter cívico y pacífico de sus movilizaciones. En las mismas no son permitidas consignas de partidos políticos,  ni afiches, colores e insignias  de los mismos, así como actos que atentan contra la ciudadanía o los bienes públicos.

Este movimiento se ha ido organizando desde principio de este año, ha ido creciendo y la logrado la movilización y organización de marchas multitudinarias en todo el país que se han denominado Marchas Verdes. De ahí el movimiento se ha identificado con el color verde y con el nombre de Marcha Verde.

Entre las actividades realizadas la del Libro Verde que en su recorrido por el país ha obtenido miles de firmas de ciudadanos que le ha dicho de forma contundente al actual gobierno de Danilo Medina ¡No a la Corrupción y a la Impunidad!

El movimiento cuestiona la falta de transparencia sobre el financiamiento de parte de Odebrecht en la campaña presidencial de Danilo  Medina, actual Presidente de la República y el hecho de que el Procurador General que dirige las investigaciones sea un miembro del Comité Central del  Partido de la Liberación Dominicana actualmente al gobierno.

Desde el primer momento el movimiento marcha Verde ha sido objeto de ataques en las redes sociales y en los medios de comunicación por políticos vinculados al partido oficialista Partido de la Liberación Dominicana y por propios funcionarios de gobierno con el objetivo de desprestigiarlo.

Sucesivamente, al crecer el movimiento, mes tras mes y después de las multitudinarias marchas realizadas en Santo Domingo, San Francisco de Macorís, Santiago y la última del domingo 21 de mayo en Azua, donde la consigna es siempre la misma “cárcel para los corruptos y devolución de lo robado” estos ataques han sido más directos y han llegado directamente desde el gobierno y sus organismos de seguridad.

Entre otros episodios ocurridos a lo largo de estos meses señalamos:

En marzo de 2017 salen a la presa declaraciones de políticos y empresarios tratando de vincular los integrantes del movimiento Marcha Verde  con las intenciones de querer conformar un partido con las firmas recolectadas con el Libro Verde