829-917-7231 | 809-866-3480

Comerciantes víctimas de numerosos robos en Al Raqa, bastión del EI en Siria

Por El Nuevo Diario Sábado 4 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, EL CAIRO.- En la ciudad siria de Al Raqa, principal bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI), se han registrado numerosos robos a importantes comerciantes en las últimas semanas, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El último robo se registró ayer y fueron sustraídas joyas y dinero por valor de casi 40 millones de libras sirias (unos 187.000 dólares) a un destacado comerciante de la ciudad, ubicada en el noreste de Siria, detalló el Observatorio.

Los robos fueron perpetrados por hombres armados desconocidos, que han aprovechado la falta de seguridad en Al Raqa y el hecho de que los combatientes del EI no patrullan las calles por las noches por miedo a ser atacados por aviones de la coalición internacional liderada por EEUU.

Fuentes locales dijeron al Observatorio que el valor de los objetos robados recientemente, entre joyas y dinero, puede alcanzar decenas de millones de libras sirias.

Por su parte, ciudadanos de la localidad acusaron al EI de estar detrás de estos casos de robo porque la organización radical es la que conoce el capital de cada comerciante, que debe declarar sus ingresos a los yihadistas y pagar impuestos y hacer donaciones.

El Observatorio señaló que algunos habitantes mostraron su descontento y apuntaron a que el EI puede cortar la mano de alguien que roba una bicicleta o un coche, pero es incapaz de detener a los ladrones de decenas de millones de libras sirias.

Asimismo, los residentes dijeron que los yihadistas hicieron redadas en más de la mitad de los hogares de Al Raqa para requisar las antenas por satélite, pero no para recuperar el dinero robado.

El Observatorio destacó que los robos no han sido aislados sino que se han repetido debido a la situación de inseguridad, sin que los responsables locales del EI hayan intervenido para detener a los ladrones.

La organización extremista proclamó un califato a finales de junio de 2014 en Siria e Irak, donde controla partes del norte y el centro de ambos países.