Comerciantes del Medio Oriente en huelga por medidas de Trump contra musulmanes

Por Carlos Luis Baron jueves 2 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.-Cientos de negocios propiedad de comerciantes del Medio Oriente, cerrarán sus puertas este jueves, entre 12:00 del mediodía y 8:00 de la noche, en rechazo a las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump, que prohíbe la entrada a los Estados Unidos de ciudadanos musulmanes de siete países de esa región.

Entre los negocios, figuran los denominados deli, una versión moderna y conveniente de las bodegas típicas que se dedican a la venta de sándwiches, café, tabaco, cigarrillos, refrescos, hookas, dulces y una variedad de misceláneas, como papitas fritas y golosinas.

También son mayoritariamente dueños de cientos de tiendas de celulares a lo largo de los cinco condados.

Esos negocios proliferan por toda la ciudad, con gran presencia en los barrios poblados por inmigrantes.

Negociantes originarios de Yemen, India, Irak, Libia, Irán, Somalia y Sudan, son los dueños de la mayoría de esos establecimientos y tiendas de ropas (traperas), que también pululan en la ciudad.

Además son propietarios de docenas de supermercados.

Las medidas de Trump, afectan los visados a nacionales de países de América Latina y desde ayer Colombia y Argentina, comenzaron a sufrir el impacto de las restricciones para viajes a Estados Unidos.

Hasta el momento, ninguna nación europea ha sido puesta en la lista de las medidas de la Casa Blanca. La Primera Dama Melania Trump es originaria de un país de Europa del Este y según los documentos, estuvo trabajando ilegalmente en Estados Unidos, en una empresa de modelaje, en la década de los noventas.

Durante el paro, cientos de musulmanes, aposentados en barrios de Brooklyn, harán una manifestación frente al edificio de oficinas municipales y gubernamentales de ese condado, a partir de las 5:15 de la tarde.

"Por la noticia de la orden ejecutiva, toda la comunidad musulmana, se sorprendió y está asustada, y no sabían qué hacer, estaba como paralizada," dijo Zaid Nagi, de 36 años, un inmigrante yemení y co propietario de 20 tiendas de teléfonos celulares en el Bronx y Brooklyn.

Su madre se encuentra actualmente en Jordania, en medio de la solicitud de un visado para venir a vivir en los Estados Unidos.

"Sobre todo con la guerra, hay personas atrapadas en Djibouti, en Malasia, en los diferentes países en espera de visas para llegar a una nación segura, para reunirse con sus familias", dijo el comerciante.

A raíz de la orden ejecutiva de Trump, un grupo informal de comerciantes yemeníes en toda la ciudad decidió que tenían que hacer algo para mostrar cómo la prohibición los está impactando.

Entre 4.000 y 6.000 bodegas y tiendas de comestibles en toda la ciudad son propiedad de inmigrantes de Yemen, según Debbie Almontaser, uno de los organizadores del paro y la manifestación y miembro de la directiva de la Red de Comunidades Musulmanas en Nueva York.

Los organizadores no dieron a conocer una lista de las empresas que participan en la huelga porque muchos temen que van a ser reprimidos, pero las tiendas que cierren pondrán un cartel en la puerta que explica por qué de la huelga, explicó Almontaser.

La información sobre el cierre se difundió a través de las redes sociales, en las mezquitas de la ciudad y a través de la empresa ATM Mundial, propiedad de un empresario de origen yemení, que provee a los cajeros automáticos para las tiendas de toda la ciudad y la costa Este de Estados Unidos, dijo Nasser.

Por Miguel Cruz Tejada

Apple Store Google Play
Continuar