Columbia Gas se declara culpable por muerte de dominicano y explosiones de Massachusetts

Por Miguel Cruz Tejada martes 10 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, BOSTON.- La  empresa Columbia Gas de Massachusetts, se declaró culpable en la corte federal de Boston por la muerte del estudiante dominicano Leonel Rondón, de 18 años de edad, quien murió al caer sobre su vehículo el techo de la casa en la que visitaba un compañero de escuela en la ciudad de Lawrence, el 13 de septiembre 2018, tras explotar la chimenea, informaron medios locales este martes.

Las explosiones, que se produjeron en serie, destruyeron también  decenas de viviendas y afectaron el servicio en miles de hogares y varios comercios en las comunidades de Lawrence, Andover y North Andover.

Columbia Gas, se comprometió a pagar una multa de $53 millones de dólares por in seguridad en sus tuberías, la pena económica más alta en la historia del estado de Massachusetts.

Después de las explosiones, la empresa enfrentó una lluvia de demandas millonarias, entre ellas, la de la familia de Rondón, con la que llegó a un acuerdo el año pasado, pero el monto no ha sido revelado.

El presidente de la compañía, que produce y distribuye gas natural en Massachusetts, Mark Kempic, admitió la responsabilidad de Columbia Gas por violar la ley de seguridad de tuberías.

Los impactos de las explosiones arrasaron  virtualmente las estructuras de tres comunidades en Massachusetts, dañando decenas de hogares y dejando, además de la muerte de Rondón, única víctima fatal, a numerosos lesionados.

La compañía dijo cuando se anunció el acuerdo de culpabilidad el mes pasado que asume toda la responsabilidad por el desastre en el Valle de Merrimack.

“Desde el principio, la compañía aceptó la responsabilidad de los trágicos eventos del 13 de septiembre de 2018. La presentación de su declaración de hoy es otro paso en ese proceso”, dijo Alejandro Mayorkas, abogado de la compañía, a los reporteros ayer este lunes después de la audiencia en el tribunal.

La empresa Eversource acordó comprar los activos de gas natural de Columbia Gas of Massachusetts por $1.1 mil millones. Cualquier ganancia de la venta de la compañía será entregada al Gobierno federal junto con los $53 millones de la multa.

Investigadores federales atribuyeron las explosiones a las líneas de gas sobre presurizadas, diciendo que la compañía no tuvo en cuenta los sensores de presión críticos cuando los trabajadores reemplazaron las tuberías centenarias de hierro fundido en Lawrence.

Esa omisión causó que el gas a alta presión inundara el sistema de distribución del vecindario a niveles excesivos.

Los investigadores también descubrieron que la empresa violó los estándares mínimos de seguridad para iniciar y cerrar las líneas de gas a través de un  patrón de indiferencia flagrante.

Las explosiones y los incendios indignaron a las comunidades de Lawrence, Andover y North Andover, donde miles de hogares y negocios estuvieron sin servicio de gas durante semanas y meses, en algunos casos, durante el invierno.

Otras dos docenas resultaron heridas y decenas de edificios resultaron dañados o destruidos.

 

Anuncios