Colombia abre otra investigación por contrato otorgado a Odebrecht

Por EFE viernes 27 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Bogotá.- La Fiscalía General de Colombia abrió una nueva investigación por irregularidades en la licitación y adjudicación del contrato para recuperar la navegabilidad por el río Magdalena, el principal del país, al consorcio Navelena, participado por la compañía brasileña Odebrecht, informó hoy esa entidad.

"Esta semana se ha dispuesto la apertura de una investigación en otra fase que tiene que ver con la adjudicación y el proceso licitatorio del contrato del río Magdalena", manifestó en una declaración a periodistas el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Martínez detalló que el contrato para la navegabilidad por el Magdalena fue adjudicado en 2014 por la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), un ente autónomo en el que tienen asiento representantes del Gobierno Nacional, con carácter minoritario; gobernadores, alcaldes y otras entidades.

"Cormagdalena fue quien adelantó esta contratación pública y a la Fiscalía han llegado evidencias que estamos en este momento valorando en el marco de una indagación para establecer si se llevó a cabo alguna conducta contraria a las reglas de contratación pública", sostuvo.

El jefe del ente acusador reconoció que inicialmente y con la información que tenía del Departamento de Justicia de Estados Unidos no se habían encontrado evidencias de hechos de corrupción en ese contrato.

Sin embargo, "las evidencias que ha ido recogiendo la Fiscalía con ocasión de las indagaciones la han llevado a la apertura de una nueva fase de investigación que tiene que ver con la adjudicación de este contrato del río Magdalena", dijo el fiscal.

Según Martínez, luego de nuevas diligencias de inspecciones, y entrevistas, la próxima semana habrá "nuevos interrogatorios para vincular formalmente al caso a nuevas personas para la investigación" que realiza la entidad.

El Gobierno colombiano adjudicó, en agosto de 2014, al consorcio Navelena, participado por la constructora brasileña Odebrecht, los trabajos para recuperar en un plazo de 13,5 años la navegabilidad en un tramo del río Magdalena.

El proyecto, con un costo estimado de 2,5 billones de pesos (unos 852,8 millones de dólares), contemplaba intervenir 908 kilómetros de río, entre la población de Puerto Salgar y la ciudad de Barranquilla (Caribe).

Esta investigación es diferente a las que realiza la Fiscalía y que tiene que ver también con casos de corrupción de la misma compañía brasileña.

Según documentos publicados el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y África, entre ellos Colombia, en donde habría entregado más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

El pasado 12 de enero las autoridades colombianas detuvieron a Gabriel García Morales, viceministro de Transporte durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe, por su supuesta implicación en el caso.

Al parecer se hizo un primer pago de 6,5 millones de dólares a García Morales para lograr la adjudicación de la concesión del tramo dos de la Ruta del Sol, vía que comunica el interior del país con su costa atlántica.

Posteriormente, la Fiscalía General de la Nación precisó que se efectuó "un segundo pago por 4,6 millones de dólares para la adjudicación de la vía Ocaña-Gamarra", en el noreste colombiano, hecho por el que fue capturado el excongresista Otto Nicolás Bula Bula. EFE