Clérigos de diferentes sectas se reúnen con Espaillat y senadora Alcántara en desayuno de fin de año

Por Miguel Cruz Tejada miércoles 20 de diciembre, 2017

NUEVA YORK._ Clérigos de diferentes sectas religiosas en los confines del distrito congresual 13, se reunieron ayer martes en la mañana en un desayuno de fin de año, con el congresista Adriano Espaillat, la senadora estatal dominicana Marisol Alcántara y el concejal del distrito 7 Mark Levin, de origen judío, quienes abordaron varios temas sobre política, economía y el impacto negativo para la clase media y los pobres, de la reforma fiscal aprobada por los republicanos.

El desayuno, fue realizado en el emblemático restaurante “Coogan´s” de la calle 169 y avenida Broadway, desde las 9:00 de la mañana. La invocación religiosa estuvo a cargo del reverendo Thomas Lynch de la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles de El Bronx.

Los clérigos oraron y algunos hicieron preguntas sobre diferentes temas al congresista Espaillat, que habló vía Skype desde Washington, votando contra la reforma fiscal de Trump.

Espaillat adelantó que la reforma sería aprobada, debido al dominio de la mayoría absoluta que tienen los republicanos en ambas cámaras del congreso.

Dijo que el distrito 13 que representa en Washington, y que figura como uno de los más beneficiados con el sistema actual, sería golpeado contundentemente por la reforma.

También se refirió a la situación de miles de presos latinos y afroamericanos en la cárcel de Rikers Island, diciendo que esa prisión debe ser anulada y los reclusos reubicados en nuevos y modernos centros penitenciarios.

Criticó el que a los acusados de las minorías, se les declara culpables siendo inocentes, con mucha frecuencia en el sistema judicial del estado y citó el caso de un reo que se ahorcó, porque fue encarcelado injustamente.

Reiteró su respaldo a los Dreamers, quienes dijo deben ser amparados por una ley que reconozca sus aportes y derechos, abriéndoles un camino a la ciudad, contrario a lo que propone Trump.

Espaillat, prometió que como lo ha hecho durante 2017, su año como debutante en la Cámara de Representantes, seguirá siendo una voz fuerte en defensa de los más necesitados y vulnerables.

La senadora Alcántara, resumió algunos de sus proyectos legislativos en 2017 y dijo que con la reforma fiscal aprobada, el futuro de los más pobres, es más oscuro, porque el estado de Nueva York se verá obligado a reducir los beneficios de los programas de salud, educación, viviendas y otros en perjuicio de la gran mayoría.

El concejal Levine, quien abrió la actividad, agradeció la presencia de los clérigos, y dijo que la reunión tuvo el objetivo de reconocer el trabajo de los religiosos por un mejor país.

En la reunión, estuvieron también Aneiry Batista, jefa de operaciones de la oficina de Espaillat en Harlem y otros dos representantes del congresista.

Apple Store Google Play
Continuar