829-917-7231 | 809-866-3480

Cinco razones para que el PLD se preocupe

Por Carlos Luis Baron Martes 31 de Enero, 2017

La marcha contra la corrupción deja varias lecturas. A pesar de que sectores del gobierno y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) quieren minimizar su éxito e impacto en la sociedad, la manifestación contra la impunidad ha sido tan impactante que si los peledeístas no abren los ojos corren el riesgo de que le pongan el estigma –la mancha indeleble– que todos en ese partido son unos ladrones.

Uno: aunque hubo dos o tres “politicuchos” tan maleados como la corrupción que denuncian, gente de diferentes estratos y edades caminaron ordenadamente para expresar su irritación por la corrupción y por la falta de consecuencias. Está claro que hubo un despertar y que la ciudadanía no está dispuesta a seguir siendo indiferente mientras saquean su patrimonio.

Dos: Sería un error, o el disparate más grande del mundo, tratar de contrarrestar con la dizque “marcha de la paz”. Él único camino debe ser que el presidente Danilo Medina y la alta dirección del PLD animen a que los tribunales actúen y los corruptos que paguen sus culpas en las cárceles. Medina y mucho menos el PLD pueden echarse ese muerto encima, el que la hizo que la pague.

Tres: El secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez, al igual que la mayoría de dirigentes, son íntegros. El expresidente Leonel Fernández es honrado; de Danilo he dicho que es serio desde el vientre de su madre: Son políticos desde los pies a la cabeza, no son empresarios de la política. Se les conoce como tacaño, manejan los recursos con racionalidad. Pero han permitido (uno más que otro) que gente de su entorno se enriquezca.

Cuatro: Los principales líderes son Reinaldo, Leonel, Danilo; y como tal deben saber que 10 o 12 corruptos no pueden dañar la imagen del PLD, un proyecto nacional que costó mucho sacrificio a su fundador Juan Bosch y otros que murieron y los que aún viven.

Cinco: El PLD debe cuidarse y tomar la medida para que en la mente del pueblo, en la psiquis popular no quede la idea que todos los peledeístas son corruptos o que protegen los ladrones. Recordemos que este partido nace como un proyecto para luchar contra la corrupción: Bosch escribió decenas de libros, pero su obra cumbre es el PLD.

Por Roberto Valenzuela