China suspende cinco plantas químicas ante las protestas medioambientales

Por EFE miércoles 8 de agosto, 2018

EL NUEVO DIARIO, PEKÍN.- Una oleada de protestas medioambientales por la contaminación han llevado a las autoridades de China a suspender la actividad de cinco plantas químicas de óxido de aluminio en la provincia de Liaoning, en el noreste del país, informó anoche el medio oficial Global Times.

Gaizhou, en la provincia de Liaoning, ha sido la última ciudad de esta provincia en interrumpir la actividad de su planta química después de que la semana pasada se cerraran proyectos similares en Fengyang, Chaoyang, Fuxin y Huludao.

La policía de la ciudad lo anunció a través de su microblog en la red social Sina Weibo (el equivalente a Twitter en el país asiático) y explicó que su decisión respondía a la preocupación del público y a las protestas que estallaron el pasado fin de semana.

Los opositores se quejan de que el proyecto afectará al agua potable de la zona, podría causar cáncer, afectar al desarrollo de los jóvenes y provocar pérdida de memoria en los ancianos, según có el diario.

No obstante, la policía alertó de que se estaban difundiendo en internet informaciones falsas sobre el asunto que incitaban a los ciudadanos a participar en las protestas sin autorización y pidió a los residentes de Gaizhou que no participaran en “actividades ilegales”.

Esta ciudad destinó una inversión de 6.000 millones de yuanes (879 millones de dólares, 756 millones de euros) para la construcción de la planta de óxido de aluminio, que le encargó a la empresa Chongqing Bosai Mineral Group en febrero.

Su desarrollo comenzó en marzo y estaba previsto que se finalizase en 18 meses.

Con esta planta se esperaba obtener unos beneficios anuales de casi 8.000 millones de yuanes (1.172 millones de dólares, 1.009 millones de euros), crear más de 1.000 empleos y producir más de 2,5 millones de toneladas de productos de óxido de aluminio.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar