China niega que sus tropas cruzasen la frontera ante acusaciones de India

Por EFE lunes 31 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, PEKÍN.- Pekín negó este lunes que tropas chinas hayan cruzado la disputada frontera con India después de que Nueva Delhi denunciase “movimientos militares provocadores” en la zona en un nuevo episodio de tensiones entre las dos potencias asiáticas.

 

Según el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Zhao Lijian, citado por la prensa oficial, las tropas fronterizas chinas “siempre han respetado de forma estricta” la denominada línea de control real (LAC), la frontera de facto entre ambos países.

 

Zhao negó que los militares chinos hubiesen cruzado esta línea, y apuntó que ambos ejércitos han estado “en comunicación” sobre las cuestiones territoriales, algo que también ha reconocido la parte india, que informó de una reunión entre las dos partes en territorio indio.

 

India considera que los “movimientos” denunciados son una “violación” del proceso de desescalada de las tensiones que ambos países pusieron en marcha después de un enfrentamiento en junio en el que murieron al menos veinte soldados indios.

 

“En la noche entre el 29 y el 30 de agosto, tropas del Ejército de Liberación Popular chino (PLA, en inglés) violaron el consenso previo alcanzado durante los encuentros diplomáticos y militares con motivo del enfrentamiento en Ladakh”, en el noroeste de la India, dijo hoy el Ministerio de Defensa indio en un comunicado.

 

Concretamente, los hechos tuvieron lugar en la zona del lago Pangong, donde los militares indios “tomaron medidas para reforzar nuestras posiciones y frustrar las intenciones chinas de cambiar de forma unilateral la situación sobre el terreno”.

 

Este nuevo incremento de la tensión entre ambas potencias nucleares se produce tras el choque fronterizo del pasado 15 de junio en el valle de Galwan, en el Himalaya occidental, el peor incidente de este tipo en 45 años en el que murieron al menos 20 soldados indios y 76 resultaron heridos. China, por su parte, no informó de bajas.

 

Ambas naciones se culparon mutuamente de provocar el choque cuerpo a cuerpo, sin uso de armas de fuego, en el valle. La India acusó a su vecino de concentrar tropas y levantar estructuras en la zona, mientras que China aseguró que las tropas indias provocaron a sus soldados.

 

Nueva Delhi y Pekín siguen inmersos en un proceso de retirada de tropas en la región, tras mantener varias reuniones entre altos cargos militares de ambos ejércitos.

 

Las dos potencias nucleares mantienen una histórica disputa por varias regiones del Himalaya, al reclamar Pekín el Arunachal Pradesh controlado por Nueva Delhi, que reivindica a su vez el Aksai Chin administrado por el país vecino.

Apple Store Google Play
Continuar