China en gajitos

Por Carlos Martínez Márquez lunes 2 de diciembre, 2019

‘’Si los economistas supieran de negocios serian ricos y no consejeros de los ricos’’ Kirk Kerkorian

Nace en los Gatos, California, el gigante proveedor de servicios de medios y producción de películas en línea, NETFLIX, 1997. Y que cuenta con una robusta nomina en su personal de más de 5 mil empleados, cuyos activos rondan los 25,974 billones de dólares, que hasta el año 2018 consolidaban unos ingresos netos de 1,211 billones de dólares, ‘’casi nada’’.

NETFLIX con un agresivo presupuesto de 150 millones de dólares, fue capaz de desembolsar esa astronómica suma de dinero, al productor cinematográfico, Martin Scorsese, para la película ‘’The Irishman’’ (El Irlandés). La producción cinematográfica ya fue estrenada los primeros días de Noviembre en teatros limitados como requerimiento al protocolo exigido por la academia cinematográfica de cara a las nominaciones de los Oscars. Es una obra de arte, según los críticos, y no es para menos, a lo que nos tiene acostumbrado Scorsese.  Recomiendo que empiecen a ver los thrillers, que están en la plataforma de NETFLIX. El Miércoles 27 de noviembre, es un ‘’curfew’’ (toque de queda) hora Premium.

Guardare mis energías para ese día en la noche, porque serán 3 horas 29 minutos de duración de esa obra maestra; sin dudas que la disfrutare, porque están los mejores personajes del bajo mundo de la mafia, caracterizados, por mis favoritos, Al Pacino y De Niro…ah! Joe Pesci no podía faltar, este último semi retirado por casi 20 años sin actuar en pantalla, regresa en esta película para rememorar los años de Casino y Goodfellas. Indudablemente, que es para darse banquete. Los diálogos son estupendos y las improvisaciones, son la especialidad de cada uno de ellos. Quise dedicar estos párrafos a esta producción, porque probablemente, sea una de las últimas apariciones de estos grandes actores legendarios en la pantalla grande. Afortunadamente, sus edades, les permiten actuar con elegancia, sin estropear los detalles del guion.

Por lo que veo, China, el monstruo asiático, nos la están dando de comer en ‘’gajitos’’, y al parecer, su consumo se expande por toda América Latina, dada su penetración subrepticia en  la política doméstica de los países que se han abierto a sus encantos.

China, se está estableciendo en América Latina, utilizando su poder económico para llevar a la región a su órbita, pero, cuanto nos cuesta y con qué otra cosa, se digiere?

Su incidencia en el MERCOSUR, la acredita como socio comercial utilizando las instituciones fuertes y sus gobernantes, en detrimento, de sus soberanías convirtiéndolos en predadores potenciales en toda la región latinoamericana. Las relaciones comerciales con China, no son indeseables, es que las prácticas en sus negocios son injustas y desiguales […] afectando a los sectores de manufacturas en los países que ellos intervienen, generando desempleos y por otro lado, salarios muy nimios para los trabajadores.  ‘’América Latina- no necesita por lo visto- nuevas potencias imperiales, si el único propósito de los Chinos, es empequeñecer la soberanía de los pueblos y manejar a sus antojos, la economía, generando mayores dificultades, que los que hasta ahora, percibimos en el hemisferio, con una crisis política y económica, que se expande por otras regiones… ya los hemos visto recientemente, en Perú, Argentina, Chile, Nicaragua, etc.

En República Dominicana, tenemos que estar vigilantes, ante la incursión desmedida de los chinos. Son muchos y se reproducen como curios. El gentilicio más poblado del mundo, hoy es tan vasto, que dispersa en gajitos, sus cosechas por todo el mundo. Eso es un gran ‘’hándicap’’ para países como los nuestros, que en lugar de enfocarnos en mejorar las condiciones de nuestro pueblo, nos  endeudan hasta mas no poder sin pensar en el ahorro interno. La soberanía está pautada para comprometernos hasta la posteridad y que las otras generaciones, sean las que sigan llevando la carga pesada.

He visto con asombro, como los chinos han desplazados los comercios locales, por donde quiera que entran; se están yendo a la quiebra o en el peor de los casos, venden volúmenes que no les da para mantener abiertos por mucho tiempo sus locales.

Los gobiernos no tienen la regla de juego claras para los inversionistas asiáticos o para cualquier otro forajido que viene a establecer sus negocios, pero sin honrar los impuestos que haya que transparentar. ¡Váyase al barrio Chino a todos sus establecimientos, e intente exigir su comprobante fiscal o pagar con dinero plástico! Todo es en efectivo. Evasores, porque así lo han permitido los gobiernos. Los chinos no le hacen esas fullerías al Tío Sam porque saben que le darán por donde más les duele. Eso ha sido así desde siempre.

El gobierno debe ir trabajando en los aranceles de manera efectiva, de modo tal, que los niveles de cargas impositivas sean competitivas, para que los inversionistas tengan flexibilidad de operar, pero estableciendo reglas de juegos, que les permitan contratar personal con salarios decentes y  regidos por las leyes Dominicanas. Que venga todo el que desee invertir en el país, pero respetando el marco legal establecido en nuestra legislación comercial.

Me encanta la China en ‘’gajitos’’, es buena para la digestión y ayuda a la motilidad intestinal, pero no nos metan gatos por liebre. China es un monstruo que debemos cuidarnos de sus pisadas, son usureros y muy inteligentes. Son extraterrestres de última generación. Cuidado!

Por: Carlos Martínez Márquez

Anuncios

Comenta