China dice que “EEUU pagará un precio” por su boicot a los Juegos Olímpicos

Por EFE martes 7 de diciembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, PEKÍN. – China advirtió este martes de que Estados Unidos “pagará un precio” después de que Washington anunciará un boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 en protesta por los abusos contra los derechos humanos en el país asiático.

“Estados Unidos pagará un precio por su mal hacer”, afirmó hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China Zhao Lijian, quien también anunció que Pekín ha presentado una protesta oficial a Washington por el boicot.

El lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que el Gobierno estadounidense no enviará ninguna representación diplomática ni oficial a los Juegos por “el genocidio y los crímenes contra la humanidad que persisten en (la región noroccidental china de) Xinjiang, así como otros abusos de derechos humanos” en China.

El Gobierno chino ha negado en múltiples ocasiones que existan estos abusos y también ha reiterado que no son más que “una campaña de difamación”.

“Los Estados Unidos están intentando trastocar los Juegos en base a su sesgo ideológico, a mentiras y a rumores. Pero el boicot solo hará que la gente de todo el mundo vea aún más claramente sus siniestras intenciones, y erosionará aún más su credibilidad y su moralidad”, agregó Zhao.

Entretanto, el diario oficial Global Times opinó hoy a través de la red social Twitter que China respira “aliviada” tras el anuncio del boicot: “Cuantos menos funcionarios estadounidenses vengan, menos virus traerán”, reza una de sus últimas entradas.

Los Juegos de Invierno se celebrarán entre el 4 y el 20 de febrero próximos en la capital china, que ya albergó en 2008 los de verano.

Washington decidió no prohibir la participación de los atletas estadounidenses, algo que habría supuesto un boicot completo a los Juegos, porque no quiere “penalizar” a los deportistas que llevan meses o años entrenando para prepararse para la cita olímpica.

El Gobierno chino indicó la semana pasada que no tenía previsto invitar a políticos de Estados Unidos al evento, aunque precisó que el Comité Olímpico Internacional tenía la última palabra en cuanto a esa posibilidad.

Al margen, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, recordó ayer que este boicot no es el único paso que ha dado o dará su país en respuesta a los crímenes contra la humanidad que, a su juicio, se están cometiendo en China.

“Cuando Estados Unidos habla, cuando Estados Unidos pasa a la acción, el mundo escucha”, dijo Price, quien tras recordar que este tipo de boicot es una decisión soberana que cada país debe tomar, reconoció que su Gobierno espera que otros sigan su ejemplo y tomen la misma decisión en los próximos días.

Hasta el momento, el único país que se ha sumado a la iniciativa estadounidense es Nueva Zelanda, que anunció este martes que tampoco enviará representantes diplomáticos a la cita olímpica.

Apple Store Google Play
Continuar