China desplegará a 7 millones de funcionarios para elaborar su censo nacional

Por EFE lunes 21 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, PEKÍN.- Las autoridades chinas enviarán a unos 7 millones de funcionarios para elaborar la séptima edición de su censo nacional, para el que se deberán recopilar los datos de los 1.400 millones de habitantes del país más poblado del mundo, informa este lunes el portal de noticias Sixth Tone.

El censo se elabora cada diez años desde 1990 -los tres anteriores fueron en 1953, 1964 y 1982-, e incluye nombre, número de documento de identidad, edad, género y etnia, entre otros detalles personales.

La campaña de recopilación de datos, que llevará a los funcionarios a visitar hogares -unos 250 por cabeza- por todo el país, comenzará el próximo 1 de noviembre y se extenderá hasta el 10 de diciembre.

Para facilitar esta titánica labor logística, la Oficina Nacional de Estadística (ONE) permitirá por primera vez que los ciudadanos puedan enviar sus datos personales a través de una “miniaplicación” en la red social WeChat, el equivalente chino de WhatsApp.

La institución explicó que un 10 % de los hogares del país serán seleccionados aleatoriamente para cumplimentar formularios más largos que permitirán obtener “una información demográfica más detallada”.

El director de la ONE, Ning Jizhe, aseguró que el censo es “muy importante para todos los ciudadanos” porque sus datos “precisos y detallados” suponen una “importante referencia para mejorar la infraestructura y los servicios públicos, así como el sistema de seguridad social”.

Esta séptima edición del censo será útil para comprobar el estado demográfico de China, un país en el que el envejecimiento de la población y el descenso de la natalidad plantean un posible problema a largo plazo.

En el último censo, el de 2010, un 13,3 % de los 1.340 millones de personas que vivían en la China continental tenían 60 años o más, lo que suponía un aumento del 2,9 % con respecto a la década anterior.

Al mismo tiempo, en ese año el número de chinos de 14 años de edad o menos registraba un descenso del 6,3 % con respecto al último año del anterior milenio.

Y es probable que en esta última década la brecha se haya ensanchado: según las estimaciones del Gobierno, en 2019 el porcentaje de ciudadanos de 60 años o más era del 18,1 % sobre el total.

Además, según datos publicados por la ONE a principios de este año, China registró en 2019 su menor tasa bruta de natalidad desde que se fundó la República Popular, en 1949.

El año pasado nacieron en el país un total de 14,65 millones de bebés en el país, 580.000 menos que en 2018, lo que sitúa la cifra total como la más baja desde 1961.

A pesar de haber experimentado un repunte en 2016 debido al final de la “política de hijo único” instaurada en 1979, la tasa bruta de natalidad cayó en los últimos dos años.

Eso sí, en 2019 el 57 % de los nacidos fueron segundos hijos, todavía muy lejos del objetivo inicial que Pekín se había marcado al poner fin a la citada política, que era registrar unos 20 millones de nacimientos anuales.

Apple Store Google Play
Continuar