China defiende que comunidad internacional acepta extradición de taiwaneses

Por El Nuevo Diario Miércoles 22 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, CHINA.- El Gobierno chino defendió hoy que la extradición de ciudadanos taiwaneses a China es una práctica aceptada por la comunidad internacional, en respuesta a las protestas de Taipei por el último caso protagonizado por España.

El Gobierno español decidió, en su reunión del Consejo de Ministros del pasado día 17, entregar a China a 269 detenidos, 218 de los cuales habían sido identificados como taiwaneses, acusados de participar en una red de estafas telefónicas desarticulada en diciembre en España.

El Ejecutivo taiwanés había reclamado la extradición de esos sospechosos y, una vez que Madrid resolvió enviar a los detenidos a China, convocó al representante español en la isla, José Luis Echániz, para expresarle su protesta formal por la decisión del Gobierno español.

"Esta práctica es generalmente aceptada por los pueblos de ambos lados (del estrecho de Formosa) y la comunidad internacional", dijo hoy An Fengshan, portavoz de la Oficina de Asuntos para Taiwán del Consejo de Estado chino, en una rueda de prensa.

El portavoz chino destacó que "todas las víctimas y las pruebas" del fraude telefónico, destapado en una operación conjunta entre España y China llamada "Wall", se encuentran en China.

"(La extradición) ayudará a luchar eficazmente contra el fraude de las telecomunicaciones, mientras que conseguirá una protección efectiva de los derechos de las víctimas", añadió An.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ya agradeció este lunes a España la extradición de los detenidos y celebró la cooperación entre sus respectivos cuerpos de seguridad para atrapar a los supuestos defraudadores.

Para el Ministerio de Relaciones Exteriores Taiwán, en cambio, la decisión del Gobierno español de entregar a China varios ciudadanos taiwaneses acusados de fraude a chinos "no tiene en cuenta el principio de jurisdicción por nacionalidad" y "viola los deseos de las partes involucradas".

Antes que España, Kenia, Armenia, Vietnam, Malasia y Camboya extraditaron a China a taiwaneses acusados de participar en redes de fraudes telefónicos a ciudadanos chinos desde esos países.