China acusa a EEUU de buscar ventaja militar al romper tratado de misiles INF

Por EFE martes 6 de agosto, 2019

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- China acusó este martes a EEUU de buscar ventaja militar y estratégica al romper “unilateralmente” el tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance (INF) que firmó con Rusia durante la Guerra Fría.

“La intención de Estados Unidos es hacer que el tratado no sea válido y así buscar, de forma unilateral, la ventaja militar y estratégica”, señaló hoy el embajador de China, Li Song, en la sesión de la Conferencia de Desarme en Ginebra.

Li comentó que China, “al igual la mayoría de miembros de la comunidad internacional”, está “profundamente preocupado” por la ruptura de este acuerdo.

Respecto a la petición de los Estados Unidos a China de participar en negociaciones sobre control de armas nucleares, el embajador dijo que Pekín no participará en esas negociaciones porque “la estrategia nuclear china es completamente transparente, el arsenal nuclear limitado y no pone en peligro la paz y la seguridad internacional”.

Por otra parte, el embajador ruso en la conferencia, Gennady Gatilov, acusó a Estados Unidos de “lanzar una campaña” para señalar a Rusia como responsable de la ruptura del acuerdo y de “esforzarse constantemente” en romper la “arquitectura moderna de acuerdos en relación al control nuclear”.

El cruce de acusaciones entre Estados Unidos y China se produce en medio de altas tensiones entre las dos potencias por la guerra comercial que mantienen desde el año pasado y que desde esta semana amenaza también con convertirse en una guerra de divisas, después de la caída de la cotización del yuan frente al dólar.

El INF fue suscrito por Moscú y Washington hace 30 años y prohibía a las dos potencias de la Guerra Fría fabricar, desplegar o realizar pruebas de misiles de corto alcance (500-1.000 kilómetros) y de medio alcance (1.000-5.500 kilómetros).

Según EEUU, un nuevo armamento desarrollado por Rusia, el 9M729, violaba este acuerdo al poder ser usado en esas distancias, lo que motivó sus repetidos anuncios de retirada del tratado, que se confirmaron la semana pasada.