829-917-7231 | 809-866-3480

Chile, la neurona del “cerebro Google” en el hemisferio sur

Por Carlos Luis Baron Jueves 12 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Quilicura (Chile).- El centro de datos de Google inaugurado en Chile para almacenar y gestionar sus servidores, donde guarda la información existente en todo el mundo, es el único del gigante de internet en el hemisferio sur.

La empresa estadounidense posee trece instalaciones de este tipo repartidas por todo el mundo, pero la de la capital chilena es la única en Latinoamérica y una de las dos que funcionan con energía solar.

El centro situado en Chile guarda información de cada usuario sobre aplicaciones de Google en la "nube", el sistema de almacenamiento en línea que permite al usuario acceder a sus servicios disponibles desde cualquier dispositivo.

"La nube elimina la complejidad. Desaparece la noción de dónde está la información, dónde están las aplicaciones, pero a la vez son recursos a los que se puede acceder en cualquier momento, desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo", explica a Efe Jorge Giraldo, director de Google Cloud en Latinoamérica.

Los centros de datos de todo el mundo están conectados entre sí, lo que significa que la información está en continuo movimiento y no permanece íntegra en la instalación más cercana al punto de acceso a Google del usuario.

"La información se fragmenta y así aumenta la seguridad. El funcionamiento de la nube puede compararse a un cerebro conectado por neuronas donde cada centro sería una de ellas. Lo interesante es que al estar conectados en red, permiten replicar la información y entonces la capacidad de almacenamiento se convierte en algo prácticamente infinito", incide.

Según Giraldo, la seguridad se ha convertido en uno de las obsesiones, y a la vez en uno de los puntos fuertes del gigante de internet.

"El tema de seguridad siempre ha sido importantísimo en todo lo que venimos desarrollando en Google. Así como hace unos años el tema de la nube levantaba preguntas sobre su seguridad, como ‘dónde están mis datos’. Hoy en día están avanzando tanto los hackers que ya incluso los gobiernos mismos están sintiendo que no dan abasto. Están empezando a recurrir a nosotros para ayudarlos a proteger su información", señala.

De hecho, incide en la creación del programa ‘Shield’ (escudo en inglés), diseñado para evitar que los piratas ataquen medios de comunicación como sucedió el pasado octubre, un mes antes de las elecciones de Estados Unidos.

Esa preocupación de Google por la seguridad se palpa en el centro de Quilicura, al que sólo se puede entrar con una tarjeta personalizada y en el que ni siquiera la totalidad de los treinta empleados que vigilan que no se produzca ninguna injerencia externa pueden acceder a la sala de servidores.

El futuro de la nube, según Giraldo, pasa por el ‘machine learning’, una tecnología predictiva que analiza y guarda los datos del comportamiento de los usuarios y que ya se aplica en prototipos de automóviles sin conductor.

"Todos nuestros servicios están usando este concepto, que permite que las máquinas, usando información histórica y otros datos, aprendan por sí solas, de manera que tú puedas ir mejorando tu experiencia y seas cada vez más capaz de predecir comportamientos. Todos nuestros productos usan capacidades de ‘machine learning’, apunta Giraldo.

A la par del centro de Quilicura, Google ha intentado integrarse en la vida de la comuna subvencionando varias iniciativas, como un concurso escolar que premia el mejor proyecto tecnológico, la instalación de red en cuatro parques de bomberos y un proyecto para dar cursos de programación a doscientos jóvenes, según Gabriel Recalde, responsable de relaciones gubernamentales de Google Chile.

"El objetivo es generar un impacto a largo plazo en temas que son básicos para Google, como la educación, el acceso a tecnología y reducción de la brecha digital e iniciativas de impacto ambiental", explicó Recalde. EFE