Chile avanza hacia el voto obligatorio tras 9 años de baja participación

Por EFE martes 15 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, CHILE.- La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes una reforma constitucional, que todavía debe ver luz verde en el Senado, para establecer el voto obligatorio, con el objetivo de revertir la baja participación que se convirtió en crónica desde que se implementó en 2012 el sufragio voluntario.

Con 105 votos a favor, 33 en contra y 9 abstenciones se despachó esta propuesta que busca reformar la Constitución para establecer la obligación de participar en todos los comicios (presidenciales, regionales y municipales, etc.), a excepción de las elecciones primarias.

La iniciativa deja como única excepción a los ciudadanos chilenos con residencia en el extranjero.

El establecimiento de sanciones para quienes no voten o la posibilidad de darse de alta o de baja del padrón electoral son disposiciones que quedan pendientes y que deberán regularse a través de leyes orgánicas si es que el proyecto prospera en el Senado.

“Hoy voté a favor de la reposición del voto obligatorio con miras a fortalecer la democracia en plena crisis de las instituciones”, agregó el diputado socialista Marcelo Díaz.

La aprobación llegó dos días después de la celebración de los primeros comicios regionales de la historia de país, en los que se registró solo un 19,6 % de participación, el mínimo desde que Chile retornó a la democracia en 1990.

En pleno pico de la pandemia de la covid-19 y con toda la capital confinada, solo acudieron a las urnas 2,5 de los más de 13 millones de personas convocadas, una cifra que avivó el debate sobre la reimplantación del sufragio obligatorio.

“Acabamos de aprobar reponer voto obligatorio como una manera de enfrentar la espiral de abstención que silencia la voz de los más jóvenes y de los más pobres”, afirmó el diputado de oposición Gabriel Boric (Frente Amplio, izquierda).

En 2010, durante su primer mandato, el actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, presentó una reforma al sistema electoral para establecer el voto voluntario, que se implementó dos años después.

Desde entonces, ninguna elección ha superado el 50 % de participación -a excepción del plebiscito del pasado octubre, cuando sufragó el 50,9 %- y en las municipales de 2016 se registró la segunda marca más baja cuando solo votó el 34,9 %.

De aprobarse el voto obligatorio, Chile se sumaría a otros países de la región como Bolivia, Ecuador, Argentina y Brasil que ya tienen contemplado en sus ordenamientos legislativos esta medida