Cerca de 100 muertos en ataque talibán a base del servicio secreto afgano

Por EFE lunes 21 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, KABUL.- Cerca de cien miembros de las fuerzas de seguridad murieron hoy en un ataque de los talibanes a una base de la principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS), recientemente construida en el centro del país.

“De acuerdo con la información que manejo, el número de muertos hasta ahora aumentó a casi cien personas”, dijo Sardar Bakhtiar, miembro del Consejo Provincial de la provincia de Maidan Wardak, donde ocurrió el ataque, que comenzó a primera hora de la mañana.

Según Bakhtiar, “además de los cadáveres que se hallaron temprano en la mañana, más de 60 cadáveres fueron recuperados solo entre la mañana y la tarde de debajo de las ruinas del edificio derrumbado” tras la detonación inicial de un vehículo cargado de explosivos.

“El número de muertos puede aumentar a medida que se encuentren más cadáveres” bajo las ruinas, añadió.

El jefe del departamento de Salud Pública de Maidan Wardak, Salim Asarkhil, había señalado  previamente que el hospital provincial había recibido a unas “40 víctimas del ataque, de las que 12 estaban muertas antes de llegar y las otras 28 están heridas”.

La fuente precisó que entre los que fueron trasladados al hospital no hay víctimas civiles y que “casi todas pertenecen a las fuerzas de seguridad”.

Por su parte, el portavoz del gobernador de Maidan Wardak, Muhibullah Sharifzai, informó de la muerte de cuatro atacantes involucrados en el atentado, uno de ellos a causa de la explosión y los otros tres abatidos por las fuerzas de seguridad.

En nombre de los talibanes, su portavoz, Zabihullah Mujahid, reivindicó la autoría del atentado, y horas después en un segundo comunicado aseguró que en el ataque “al menos 90 miembros de las fuerzas de seguridad murieron y hasta 100 resultaron heridos”.

Mujahid aseguró que después de que el primer atacante detonara un vehículo cargado de explosivos dentro de las instalaciones, otros dos fuertemente armados entraron en el edificio y mataron a los que aún estaban vivos en un tiroteo que se prolongó durante tres horas.

La provincia de Maidan Wardak, situada al sur de Kabul, comparte frontera con las inestables de Ghazni (sur) y Logar (este) y tiene una importancia estratégica para los insurgentes y para el Gobierno afgano, ya que sirve como puerta de paso hacia el sur y el centro de la nación asiática.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar