CDEEE detalla impacto positivo de Punta Catalina para el sistema eléctrico

Por El Nuevo Diario jueves 29 de noviembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO. El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, informó este jueves que la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC) es el único proyecto de generación que impactará positivamente en todas las áreas donde el sistema eléctrico nacional presenta debilidades.

El funcionario dijo que tanto el sector productivo nacional como la población en general aspiran a un sistema eléctrico suficiente para abastecer la demanda de energía, eficiente para evitar fallas en la calidad de la electricidad servida y a precios razonables para garantizar la competitividad.

“Esos tres elementos serán tocados positivamente y de manera directa por la planta de Punta Catalina cuando entre en operación con sus 752 megavatios brutos a partir del próximo año”, expresó Jiménez Bichara al dictar la conferencia “Punta Catalina: Impacto de su entrada en el sistema energético nacional”, en el Almuerzo de la Cámara Americana de Comercio (AmchamDR) que se realizó en el hotel Gran Almirante de Santiago de los Caballeros.

Dijo que uno de los principales problemas del sector eléctrico es el de las altas pérdidas de distribución, que rondan el 28.5%. “Pero con la entrada de Punta Catalina, a un precio promedio de ocho centavos de dólar el kilovatio/hora, es seguro que los costos se reducirán y bajarán las pérdidas de las empresas Edenorte, Edesur y EdeEste”.

Con la baja de las pérdidas, el Gobierno podrá reducir los aportes que hace en subsidio al sector eléctrico en por lo menos US$200 millones cada año, con posibilidad de ahorrarse hasta el doble de esa cantidad en la medida en que se comporten los precios del petróleo.

Otro aporte de Punta Catalina para bajar las pérdidas y reducir los costos de energía es que, al ser de carbón mineral y representar alrededor de un tercio de la oferta eléctrica nacional, desplazará del sistema a las plantas que actualmente operan con fuel oil como combustible derivado del petróleo, el cual es el más costoso del mercado.

A juicio de Jiménez Bichara, los generadores privados que tienen plantas de fuel oil, se verán motivados a realizar inversiones para convertir sus unidades a gas natural y así reducir sus costos de generación, con lo que evitarán ser desplazados del sistema por Punta Catalina.

“Esto indica que Punta Catalina no solo representará un ente de reducción de costos en sí misma, sino que su presencia en el sistema aumentará la oferta de energía y motivará a los generadores menos eficientes a realizar los cambios para mejorar su eficiencia y contribuir con una matriz de generación menos dependiente de combustibles de alto costo”, agregó el titular de la CDEEE.

A la conferencia asistieron representantes del sector empresarial de las 14 provincias que integran la región del Cibao, especialmente de Santiago.

Sobre las inquietudes por el hecho de que los grandes parques de generación operan en otras zonas del país y eso hace que el voltaje en esa zona sea débil, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE dijo que Punta Catalina también contribuirá con la solución a ese problema.

Explicó que Punta Catalina se construye en la provincia Peravia, en la parte sur del país, pero contará con una línea de transmisión que conectará a la subestación Julio Sauri, la cual conecta directamente con la autopista de transmisión Santo Domingo-Santiago, lo cual permitirá que la energía se traslade hacia el Cibao con mayor eficiencia y más potencia.

INVERSIÓN JUSTIFICADA

Jiménez Bichara dijo que después de casi cinco años de esfuerzos y sacrificio económico, el país comenzará a recibir los frutos de esta obra energética cuya inversión contractual es de US$1,945 millones, con un aporte adicional de un fondo de contingencia de US$336 millones condicionado a los resultados de un proceso de arbitraje que se desarrollará en la ciudad de Nueva York.

Jiménez Bichara dijo que en la actualidad el proceso de construcción de Punta Catalina está en un 97% de avance, que la primera unidad comenzará sus pruebas en diciembre de este año y estará operando en el primer trimestre de 2019.

A partir del segundo trimestre se iniciará la operación de la segunda unidad de esa importante planta, con lo que el año 2019 marcará el antes y después en cuanto a la existencia de un sistema eléctrico de alto costo y el inicio de la reducción de pérdidas y de bajos costos de generación.

La inversión en Punta Catalina por hitos entregados asciende a US$2,117 millones. De esa cantidad se han invertido US$291 millones provenientes del financiamiento europeo de SACE, US$595 millones de los bonos soberanos y US$1,231 millones de recursos propios del Estado.

La diferencia entre el valor contractual y lo invertido hasta ahora se ha tomado del fondo de contingencia de US$336 millones para garantizar la terminación de la obra, cuya devolución o entrega definitiva está condicionada a la sentencia que dicte el tribunal de arbitraje internacional donde el Estado defenderá la posición de no pagar más de US$1,945 millones como valor contractual de la obra.

Jiménez Bichara dijo que la CDEEE contrató a la firma de abogados Foley Hoag LLP para defender los intereses del Estado y enfrentar el reclamo de US$708 millones adicionales que hace el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar