Caso Odebrecht pone “emboscada” al liderazgo político en discurso con el tema de la corrupción

Por Luis Brito Lunes 12 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El giro creíble que ha tomado el caso por los sobornos que pagó Odebrecht en el país, mantiene “atrapado” al liderazgo político nacional, o a una buena parte de éste, en lo que tiene que ver al discurso contra la corrupción como tema de campaña.

La vinculación en el caso de importantes dirigentes de tres de las principales fuerzas políticas del país, y la defensa que los líderes han hecho de sus compañeros de partido, compromete seriamente su credibilidad con el tema de la corrupción.

La incoherencia y discordancia de atacar la corrupción, por un lado, y defender a sus compañeros que están en el expediente Odebrech, pone seriamente en tela de juicio la veracidad del contenido del discurso del liderazgo de los partidos en cuanto a la deshonestidad en el manejo de la cosa pública.

Los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Moderno (PRM) y Revolucionario Dominicano (PRD) se ven comprometidos en un inminente juicio de fondo, que deberá arrojar consecuencias en la trama de corrupción por más de 92 millones de dólares pagados en sobornos a funcionarios públicos con roles estelares en esas tres organizaciones.

Si bien por un lado, los jefes políticos de estos partidos se ven obligados a pronunciarse contra la defraudación y la malversación, en otro ángulo también se ven forzados a salir públicamente en defensa de los posibles culpables de la acusación que ha instrumentado el Ministerio Público a raíz de la aceptación de la multinacional constructora de pagar US$92 millones en sobornos.

Estas dos posiciones, evidentemente contradictorias, coloca en una situación de “emboscada política” a los líderes de los partidos, y más aún, los sitúa en graves apuros frente a una sociedad que en esta coyuntura en particular ha subido a lo más alto en cuanto a su reclamo de transparencia en el manejo de la Administración Pública.

En una posición de vigilancia, el pueblo dominicano, que se ha empoderado con determinación del tema contra la corrupción y la impunidad, observa en este proceso los pasos que dan los líderes nacionales, quienes indudablemente caminan un tramo de arena movediza, de consecuencias impredecibles.

De cara a las elecciones más próximas, en el 2020, el desenvolvimiento y manejo de las cúpulas de los partidos con este tema serían decisivo en el desempeño electoral venidero.

POR LUIS BRITO